Un avión de pasajeros de la aerolínea turca Pegasus, que volaba desde Esmirna se salió de la pista al aterrizar en el aeropuerto de Sabiha Gökçen en Estambul y se partió en tres partes, pero el accidente no arrojó víctimas mortales. El ministro de Transporte de Turquía, Mehmet Cahit Turhan, confirmó que no hay víctimas mortales, y agregó que 52 pasajeros resultaron heridos y fueron derivados al hospital.

El avión, en el que viajaban 177 pasajeros y seis tripulantes, estaba volando desde Esmirna, ciudad que fue golpeada por fuertes vientos y lluvias, informó la agencia EFE.

En unos videos difundidos por la cadena cadena turca NTV se observa un incendio menor, que fue apagado tras la intervención de los bomberos, y se ve como varios pasajeros abandonan el avión por huecos en el fuselaje causados al romperse el aparato.

El aeropuerto de Sabiha Gökçen, el menor de los dos ubicados en Estambul, quedó cerrado al tráfico y los vuelos se derivaron a la estación aérea de Estambul en la parte europea.