La salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) podría causar un agujero fiscal de unos 80.000 millones de libras en los próximos 15 años y grandes pérdidas económicas a las empresas británicas, siendo el comercio y la industria los más afectados, según un informe publicado por la prensa británica.

La regiones más afectadas por el Brexit serán West Midlands, Irlanda del Norte y el noreste de Inglaterra, esta última una de las zonas que más votos aportó a la opción de abandonar la UE en el referéndum de 2016.

El análisis que había sido filtrado con anterioridad por el sitio estadounidense BuzzFeed News fue replicado ayer con más detalle por los diarios británicos, luego de las controvertidas previsiones que los ministros del gabinete de la premier Theresa May se vieron obligados a presentar a los diputados.

El diario The Guardian informó que el análisis predice que salir de la UE sin un acuerdo, podría costarle al Reino Unido 80 mil millones de libras en los próximos 15 años.

A su vez, las empresas británicas, y algunas industrias enfrentarán también costos adicionales de hasta 20%, en tanto el comercio minorista y mayorista tendrán costos que pueden saltar del 7% al 20%. La seguridad, la educación y la salud tendrían aumentos en sus costos del 6% y el 16%, mientras que los servicios financieros podrían subir entre el 5% y el 10%.

La industria automotriz, a su vez, podría ver sus costos incrementados entre un 5% y un 13%, mientras que los alimentos y bebidas entre un 8% y un 16%.