Un juez británico rechazó entregar a Venezuela más de 1.000 millones de dólares en oro guardados en una bóveda del Banco de Inglaterra al considerar ilegal dárselos al gobierno de Nicolás Maduro, dado que el Reino Unido no lo reconoce como el legítimo líder de la nación latinoamericana. El juez Nigel Teare sostuvo en su fallo que Londres reconoce "inequívocamente" al opositor Juan Guaidó como el "presidente interino constitucional" de Venezuela y que, por lo tanto, es la junta nombrada por él en el Banco Central de Venezuela (BCV) la que tiene la autoridad sobre las reservas.

La junta del BCV nombrada por Maduro argumentó que el reconocimiento a Guaidó no es válido, dado que Londres mantiene sus lazos diplomáticos con las autoridades nombradas por Maduro tanto en el Reino Unido como en Venezuela. Caracas reclama el dinero para hacer frente a la fuerte crisis económica que arrastra el país por las sanciones internacionales y que se ha incrementado en los últimos meses por la pandemia.

El abogado del gobierno venezolano, Sarosh Zaiwalla, subrayó que la sentencia "ignora por completo la realidad de la situación en el terreno", informó el diario británico The Guardian. "El gobierno de Maduro tiene el control total de Venezuela y sus instituciones administrativas y es el único que puede garantizar la distribución de la ayuda humanitaria y los suministros médicos necesarios para combatir la pandemia de coronavirus", afirmó.

Asimismo, consideró que el fallo "retrasará aún más las cosas, en detrimento de los venezolanos, cuyas vidas están en riesgo". El Reino Unido y otros cincuenta Estados reconocen como legítimo al gobierno de Guaidó, quien se proclamó presidente interino a principios de 2019.