n Un juez de la corte suprema de Brasil ordenó el fin del secreto bancario del presidente Michel Temer, a quien investiga por supuestas irregularidades en un decreto que beneficia a una empresa que opera en el puerto de Santos, el mayor de América Latina.

Es la primera vez en la historia de Brasil que un presidente en ejercicio tiene su secreto bancario sometido a fiscalización judicial.

Lo informó el propio Palacio del Planalto, sede del gobierno, en un comunicado en el cual se indica que Temer "solicitará al Banco Central los extractos de sus cuentas bancarias" y le dará "total a la acceso a la prensa a esos documentos".

"El presidente no tiene preocupación con las informaciones que constan en sus cuentas bancarias", dice el comunicado al reaccionar a la orden del juez del Supremo Tribunal Federal Luis Roberto Barroso.

Será levantado el secreto bancario de Temer desde 2013 hasta 2017.

También varios allegados y asesores de Temer investigados en otros escándalos fueron alcanzados por este caso que investiga la responsabilidad del entonces vicepresidente y sus hoy ministros en la modificación de un decreto para permitir la actuación de la empresa Rodrimar en el Puerto de Santos.