Un maestro estadounidense se atrincheró ayer dentro de un aula en una escuela secundaria del estado de Georgia y disparó un tiro con un arma de puño antes de ser detenido por la policía, informaron autoridades oficiales.

El incidente ocurrió dos semanas después del tiroteo que dejó 17 muertos en una escuela secundaria de Florida y luego de que el presidente Donald Trump propusiera armar a algunos docentes para responder a potenciales ataques a tiros en colegios.

El maestro fue identificado por la policía como Jesse Randall Davidson, un maestro de Ciencias Sociales de 53 años, informó la cadena CNN. Después de escucharse un disparo, la policía fue alertada y rodeó la escuela de 2.000 alumnos de la ciudad de Dalton, al norte de Atlanta, la capital estatal, y evacuó a los estudiantes y maestros poco después del mediodía.

Ningún alumno se encontraba dentro del aula de la Escuela Secundaria de Dalton donde se atrincheró el maestro, y el único herido en el incidente fue un estudiante que se lesionó en un tobillo al correr dentro de la escuela durante la evacuación.

Una de las propuestas que Trump ha manejado estos días es la de armar a "un 10 o un 20 por ciento" de los profesores del país, aquellos que tengan "talento" para manejar pistolas y que puedan llevarlas ocultas, según el presidente.

Desde el 1 de enero, un total de 19 escuelas y universidades de diferentes puntos del país han sufrido tiroteos dentro de sus centros, de acuerdo con los datos de la organización Everytown for Gun Safety.