Mientras algunos países subdesarrollados están expectantes a la llega de vacunas contra el coronavirus (Covid-19) para poder inmunizar a su población, otras naciones con mayor cantidad de fármacos a disposición, se ven en el problema de cómo incentivar a sus habitantes a inocularse y así lograr la tan deseada inmunidad de rebaño

En este sentido, el estado de Washington al noroeste de Estados Unidos, lanzó una campaña que provocó cierta polémica ya que ofrecieron un porro de marihuana a cambio de recibir la vacuna.

La iniciativa denominada "Joints for jabs" ("Porros por Inyecciones") fue anunciada por el Consejo Estatal de Bebidas Alcohólicas y Cannabis y promueve que cualquier adulto mayor de 21 años pueda reclamar un cigarrillo de marihuana, siempre que acuda a un centro de vacunación habilitado hasta el 12 de julio.

La medida responde a la baja considerable del ritmo de vacunación que sufre el país desde abril, motivo por el que otros estados han ofrecido diferentes premios.

En el caso particular de Washington, con anterioidad, se permitió a los establecimientos servir cervezas, vinos o cócteles gratis a los que aceptaran administrarse la primera o segunda dosis. Además, en ese estado la marihuana fue legalizada para su uso recreativo en 2012.

Día de la independencia en Estados Unidos 

El descenso en la tasa de vacunación desde abril es una tendencia que comparte casi todo EEUU y no deja de ser una preocupación para el presidente Joe Biden que prometió que el 70% de la población adulta estaría vacunada antes del 4 de julioDía de la Independencia de su país. Un objetivo que los Estados están haciendo un esfuerzo por cumplir. 

Por su parte, el gobernador de Washington, Jay Inslee, anticipó que de llegar a ese punto permitiría la eliminación de la mayoría de las restricciones que aún siguen en pie. Es que a diferencia de lo que ocurre en otras regiones de EEUU, aún rige el uso de barbijos y los límites de capacidad dentro de los locales comerciales.