Un terremoto de magnitud 5,9 en la escala de Richter sacudió el sureste de Australia, golpeando en concreto el estado de Victoria.

El sismo se produjo cerca de Mansfield, a unos 200 kilómetros al noreste de Melbourne, capital costera del estado, según el Servicio de Emergencia del Estado de Victoria, que informó que posteriores réplicas se sintieron de forma generalizada.

En concreto, la agencia gubernamental de información sobre terremotos, Geoscience Australia, precisó que hubo un primer terremoto de magnitud 5,9 a las 9.15 horas (hora local), y otro posterior, de magnitud 4, a las 9.33 horas (hora local).Finalmente, un tercer sismo de magnitud 3,2 se verificó a las 9.54 horas (hora local), según el portal australiano News.

Los residentes en Victoria informaron sobre fuertes temblores y oficinas evacuadas a causa del suceso que dejó daños importantes, especialmente en Melbourne, si bien no se reportaron víctimas.

Sin tsunami

Las autoridades pidieron a los habitantes que se preparen para nuevas réplicas aunque recalcaron que "no hay amenaza de tsunami". Además de los residentes en el estado de Victoria, otros como los de la ciudad de Dubbo, en el estado de Nueva Gales del Sur, o Sídney, capital de la misma región, o en la capital del país, Canberra, reportaron que sintieron los temblores.

Según GeoNet, con sede en Nueva Zelanda, se trata del mayor terremoto ocurrido en Australia desde 1997. El servicio de vigilancia añadió que los terremotos son relativamente poco frecuentes en este país.