Uno de cada cuatro adultos en Estados Unidos dice que alguien en su hogar ha perdido el empleo debido a la pandemia de coronavirus, pero la amplia mayoría prevé que esos empleos regresarán una vez que pase la crisis.

De acuerdo con una encuesta de Associated Press-NORC, el 46% de los habitantes dice que su hogar ha sufrido una pérdida de ingresos, sea por despido, reducción de la jornada o del salario o por licencia sin goce de sueldo.

Sin embargo, la mayoría de los encuestados expresa optimismo en cuanto a sus perspectivas económicas. En los hogares que han sufrido un despido, el 78% cree que esos empleos seguramente regresarán. Otro signo positivo: el porcentaje de trabajadores que dicen que su hogar ha perdido una fuente de ingresos no difiere significativamente del de hace algunas semanas.

El 71% de los estadounidenses dice que el estado de la economía nacional es malo, comparado con el 60% de hace tres semanas y el 33% de enero. Al mismo tiempo, el 64% afirma que su situación financiera personal es buena, una cifra que prácticamente no ha cambiado desde que comenzó el brote del virus.

El Congreso aprobó recientemente un paquete de rescate de casi USD2 billones que amplió los pagos de prestaciones por desempleo, otorgó préstamos a las pequeñas empresas y extendió un cheque del gobierno a la mayoría de los estadounidenses.

El país está dividido sobre las perspectivas de un rebote de la economía el año próximo. El 45% dice que mejorará, el 37% dice que empeorará y solo el 17% prevé que no habrá cambios.

Según la encuesta, la amplia mayoría de los estadounidenses apoya las normas de confinamiento social y otras medidas para frenar la propagación del coronavirus. El 61% dijo que eran correctas, en tanto el 26% consideró que eran insuficientes a pesar de que han provocada el cierre de innumerables negocios pequeños.

Los hogares de menores ingresos y menor nivel educativo parecen ser los más afectados por la pérdida de empleos: el 29% de los que ganan menos de USD50.000 al año dijo que su hogar perdió un empleo, comparado con el 22% de los que ganan más. Asimismo, el 28% de los que no tienen título universitario sufrió un despido, comparado con el 19% de los que sí tienen título.

Por el Covid-19, unas 26,4 millones de personas en Estados Unidos han perdido su empleo en las últimas cinco semanas.