El Congreso de Uruguay aprobó la llamada Ley de Urgente Consideración (LUC), considerada como la 'hoja de ruta' del Gobierno de Luis Lacalle Pou, quien la definió como un "instrumento necesario, justo y popular", mientras el opositor Frente Amplio (FA) la calificó de "una ley antipopular, represiva y regresiva".

La LUC, con más de 400 capítulos, incluye medidas como la flexibilización en el uso de la fuerza policial, la regulación del derecho a la huelga y la creación del Ministerio de Medio Ambiente.

El Senado aprobó de manera definitiva el proyecto de ley insignia del Gobierno de Lacalle Pou con el voto de 18 de los 30 senadores, luego de meses de debates y negociaciones que produjeron más de 40 cambios, que según el propio oficialismo no modificaron la esencial del texto, informó la agencia de noticias DPA.

El FA rechazó de plano la ley, con todas sus modificaciones. "Retrocedimos en derechos y libertades, legislando a favor de los más privilegiados. ¡La historia los juzgará! Desde el FA seguiremos luchando para no retroceder en los derechos conquistados", reaccionó la coalición de centro-izquierda en Twitter tras la aprobación en el Congreso.

El senador frenteamplista Charles Carrera sostuvo que "son preocupantes los aspectos de fondo, que terminan empeorando más algunos temas” y citó el capítulo penal del proyecto, que supone un “uso irracional de la fuerza, apostando a crear normas jurídicas para solucionar el problema de la delincuencia”. También calificó los cambios en el régimen penal adolescente de “en contra de toda lógica” en declaraciones que difundió el sitio La diaria.