La Autoridad Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA por sus siglas en inglés) de Reino Unido aprobó este miércoles la vacuna de la Universidad de Oxford - AstraZeneca contra el coronavirus.

El compuesto, que está siendo desarrollado en Argentina y México para Latinoamérica, se diferencia de las demás opciones al lograr demandar sólo una refrigeración de entre 2-8 °C, lo cuál permite su "fácil transporte" y "sin necesidad de mantenerse en hospitales centrales y centros comunitarios", resaltaron desde las firmas productoras. 

"La decisión de aprobar la vacuna siguió a ensayos clínicos rigurosos y un análisis exhaustivo de los datos por parte de expertos de la MHRA, que ha concluido que la vacuna ha cumplido con sus estrictos estándares de seguridad, calidad y eficacia”, explicó el portavóz del Departamento de Salud y Atención Social (DHSC por sus siglas en inglés).

El primer ministro inglés, Boris Johnson, celebró la aprobación al calificarla como "una noticia realmente fantástica y un triunfo para la ciencia británica".

"Ahora nos moveremos para vacunar a la mayor cantidad de personas lo más rápido posible", enfatizó el mandatario en redes sociales.

 

La vacuna de Oxford - AstraZeneca en Argentina

Argentina junto a México continúan con la elaboración de la vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca contra el coronavirus. 

El laboratorio mAbxience, del Grupo Insud ubicado en la localidad bonaerense de Garín, es el encargado de producir la primera partida del componente activo, y que prevé finalzar para luego transportarlo hacia México el 18 de enero. De esta forma se calcula que a fines de marzo y principios de abril estarán disponibles en el país varios millones de dosis, parte de los 150 millones que se van producir para toda América Latina, salvo Brasil.

"En Argentina éramos los únicos en condiciones de acomodar un desafío de esta magnitud, porque tenemos la planta nueva, porque tenemos una escala grande de producción, de cultivo de células”, señaló el director general de mAbxience Argentina, Esteban Corley.

Se prevé que la vacuna costará entre USD3 y USD4, lo que permitirá a las farmacéuticas cubrir sus costos, pero no hacer ganancias. 

"Es un proyecto sin fines de lucro que nos han permitido acceder a una vacuna a un precio razonable de 3 a 4 dólares por dosis. Es un gran alivio para el futuro, pero no es una solución para el presente”, enfatizó el presidente Alberto Fernández el 12 de agosto al anunciar el acuerdo. 

Fuente: Presidencia de la Nación