El mundo comienza a encontrar la salida a la pandemia de coronavirus que azotó a todos los países del globo en 2020 y uno de los primeros en confiar en su vacuna para aplicarla a la población es Rusia. El Gobierno de Vladimir Putin comenzó a vacunar con la Sputnik V y 5.000 personas se registraron en las primeras horas.

La vacuna contra el Covid-19 será aplicada en primera instancia al personal de salud, trabajadores sociales y docentes en la capital, Moscú, donde se abrieron 70 centros especiales para inmunizar a la población.

"Se puede vacunar a los ciudadanos de los principales grupos de riesgo que, por sus actividades profesionales, están en contacto con muchas personas", explicaron las autoridades, que esta semana anunciaron el comienzo de la vacunación masiva tras la comunicación de que Gran Bretaña también lo haría con la vacuna de Pfizer.

Las autoridades sanitarias dijeron que durante esta primera fase de vacunación en Moscú, la vacuna no se administraría a trabajadores mayores de 60 años, personas con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas o en período de lactancia aunque sin indicar cuándo estará disponible el tratamiento para el público en general.

La Sputnik V se encuentra actualmente en la tercera y última fase de ensayos clínicos en los que participan 40.000 voluntarios. Según comunicaron en las conferencias de prensa que realiza el fondo de inversión que la financia, la vacuna debe ser administrada en dos dosis con 21 días de diferencia, será gratuita para los ciudadanos rusos y se administrará voluntariamente.

El alcalde de Moscú, Serguei Sobianin, anunció ayer que 5.000 personas se habían registrado en las cinco horas siguientes a la apertura del registro en línea.

Rusia registró en las últimas 24 horas 28.782 nuevos positivos de Covid-19, un nuevo máximo diario, y sumó 508 muertes por esta enfermedad, informó el centro operativo nacional para la lucha contra el coronavirus en un comunicado.