Las vacunas contra el coronavirus (Covid-19) de Moderna y Pfizer confirmaron una efectividad superior al 90% y podrían ser de las primeras que se comiencen a aplicar a nivel mundial. Sin embargo, las dosis de ambos laboratorios requieren de congelación para conservarse, por lo que las aerolíneas comenzaron a desarrollar instalaciones de transporte y almacenamiento ultrafrío para transportar los antídotos.

Según una encuesta realizada por una asociación de transporte aéreo y un grupo de transportistas de medicamentos, sólo el 15% de los integrantes de la industria confirmaron que están preparados para poder transportar mercancías en temperaturas cercanas a los 70 grados bajo cero, necesarias para la vacuna de Pfizer. En cambio, un 60% podría cumplir con el requisito menos estricto de -20°C de Moderna Inc.

Aunque normalmente los productos farmacéuticos son trasladados en contenedores con materiales de refrigeración como el hielo seco, muchas aerolíneas todavía sufren imprevistos que podrían poner en juego la refrigeración, como retrasos de los vuelos.

Las aerolíneas se preparan para el transporte de vacunas

Según reporta la agencia Reuters, las aéreas consideran opciones que  van desde un gran congelador que se enchufa a la red eléctrica y que puede costar aproximadamente lo mismo que un automóvil pequeño, hasta un contenedor de varias capas que utiliza nitrógeno líquido para enviar vacunas que requieren congelamiento.

Esta opción fue beneficiosa para empresas como Cryoport Inc. o la alemana va-Q-tec, especialistas en contenedores de frío de alta gama, que vieron la demanda por estos insumos crecer en los últimos meses junto a una duplicación en el precio de sus acciones.

Un portavoz de Korean Air aseguró a Reuters que la empresa ya aseguró la cantidad suficiente de contenedores y están en proceso de firmar contratos con otros fabricantes.

Por su parte, Air France-KLM confirmó que estaba en un proceso de preparación para una prueba con una de las farmacéuticas para enviar muestras ficticias a temperaturas ultrabajas, probablemente a través del aeropuerto Schiphol de Ámsterdam.

¿En qué consiste este simulacro? Se usarán cajas con hasta 5.000 dosis cada una, todas refrigeradas a hielo seco, según dijo a Reuters la gerente de carga especial de Air France-KLM, Béatrice Delpuech.

Los envíos posteriores podrían recurrir a contenedores más grandes de ultrafrío alquilados a Va-Q-tec. "Necesitan validar toda la cadena logística de punta a punta, incluyendo la parte de carga aérea", dijo Delpuech. "Tenemos un grupo de trabajo dedicado a examinar cada paso del proceso con todos nuestros equipos, para asegurarnos de que no hay problemas en ningún sitio".

Las dificultades para transportar el hielo seco

Uno de los grandes problemas de las aerolíneas es que sólo pueden transportar una cantidad limitada de hielo seco, ya que se convierte en gas con el tiempo y desplaza el aire respirable en la cabina. El máximo transportable es alrededor de 1 tonelada de hielo seco en contenedores refrigerados y aislados, según un documento técnico de DHL sobre el transporte de vacunas.

"Dependiendo del tipo de avión, no suele haber más de unos pocos contenedores a bordo al mismo tiempo", dijo Joachim von Winning, director ejecutivo de Air Cargo Community en Fráncfort

Como alternativa, DHL de Deutsche Post AG ha estado probando los contenedores de cápsulas de Cyroport, que utilizan nitrógeno líquido para mantener la mercancía a una temperatura de hasta -150°C durante un máximo de 10 días para apoyar los ensayos clínicos de vacunas, dijo Patricia Cole, jefa global de soluciones de gestión de temperatura de DHL Global Forwarding.

Si bien se trata de una solución relativamente de pequeña escala, con sólo cientos de ampollas en cada contenedor, ya se han iniciado preparativos más amplios.

Las aerolíneas buscan soluciones para poder llevar la vacuna a todas partes

Pfizer, que está trabajando con DHL, FedEx Corp y United Parcel Service Inc para la distribución de la vacuna en Estados Unidos, dijo el lunes que ha puesto en marcha un programa piloto de entrega en cuatro estados para ayudar a perfeccionar su plan de envío a nacional y mundial.

El fabricante de medicamentos estadounidense también ha desarrollado cajas con control de temperatura y con GPS que utilizan hielo seco para mantener su vacuna a unos -70°C por hasta 10 días.

Pero los proveedores de soluciones para la cadena de frío, como Envirotainer de Suecia, dicen que los llamados contenedores activos, que utilizan motores eléctricos para enfriar su contenido, son más seguros y más rentables.

Un portavoz del Envirotainer dijo que su flota de contenedores activos de temperatura controlada era el doble de la de sus competidores y que se preparaba para aumentar su capacidad en un 50%.

Va-Q-tec también dijo este mes que ampliaría significativamente su flota de contenedores en los próximos meses en previsión de los pedidos de transporte de vacunas contra el coronavirus.

DHL es una de las empresas que trabaja con Pfizer

Las aerolíneas se han vuelto más dependientes de la carga para obtener ingresos este año, ya que el número de pasajeros se desplomó en medio de las restricciones de viaje relacionadas con la pandemia.

La consultoría Seabury de Accenture estima que el despliegue global de una vacuna generará 65.000 toneladas de carga aérea, lo que es cinco veces el comercio de vacunas aéreas en 2019. Pero para las aerolíneas es más importante la capacidad que tienen las vacunas para permitir la vuelta de los viajes normales, dijo el director ejecutivo de KLM, Pieter Elbers, en un evento el 11 de noviembre.

"Creo que en general para toda la industria, la vacuna va a ser mucho más importante que los ingresos de la carga que traería", dijo.