La Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela aprobó un decreto que establece que los partidos que quieran participar en próximas elecciones deben haber participado en los comicios anteriores y obliga a los que no lo hicieron a renovarse ante el Poder Electoral si no quieren ser inhabilitados. Este decreto pone en riesgo la estabilidad de los partidos Acción Democrática (AD) de Henry Ramos Allup, Voluntad Popular (VP) de Leopoldo López y Primero Justicia (PJ) de Henrique Capriles-que no participaron en las municipales del pasado 10 de diciembre- y que podrían quedar fuera en los comicios presidenciales de 2018.

"Las organizaciones políticas, para participar en los procesos electorales nacionales, regionales o municipales deberán haber participado en las elecciones del período constitucional de ámbito nacional, regional o municipal inmediatamente anterior", indica el texto. La ley añade que "las organizaciones con fines políticos que no cumplan con la disposición anterior deberán realizar el proceso de renovación contemplado en la ley de Partidos Políticos". La Constituyente cumple así una petición del presidente, Nicolás Maduro, y otros dirigentes oficialistas para que se revisara la participación en las presidenciales de los citados partidos.