El Banco Central de Venezuela presentó una demanda ante el tribunal comercial de Londres contra el Banco de Inglaterra, con el fin de obligarlo a entregar a Caracas sus reservas de oro, que el Gobierno venezolano va a utilizar para financiar su programa contra el coronavirus.

"Venezuela demanda en tribunal británico al Banco de Inglaterra por robarse 31 toneladas de oro venezolano en su resguardo. El saqueo es un crimen de exterminio al negar al pueblo medios vitales para enfrentar la peor pandemia en un siglo. ¡Es la guerra colonial contra Venezuela!", escribió el embajador Samuel Moncada en su cuenta de Twitter.

Las reservas están estimadas en más de 1.018 millones de dólares, según un documento legal presentado ante el tribunal y citado por Reuters. Se trata de la mayor parte de los lingotes valorados en 1.200 millones de dólares que el Banco Central de Venezuela almacenó en su momento en el Reino Unido, según consigna el sitio web Sputnik. 

El Banco de Inglaterra, que ofrece sus servicios a muchas naciones para almacenar oro, ha estado aplazando desde el 2018 la transferencia de 31 toneladas de este metal a Nicolás Maduro. El Reino Unido es uno de los países que no reconoce al mandatario venezolano como presidente legítimo del país. 

Los fondos, una vez transferidos al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, se utilizarían para comprar equipos médicos, medicamentos y alimentos.

"El arrastre del Banco de Inglaterra está obstaculizando críticamente a Venezuela y los esfuerzos de la ONU para combatir el COVID-19 en el país", advirtió Sarosh Zaiwalla, un abogado de Londres que representa al banco central.