El dirigente oficialista venezolano Diosdado Cabello afirmó ayer que propondrá celebrar el próximo 22 de abril las elecciones legislativas de una nueva Asamblea Nacional (Parlamento), previstas originalmente para 2020, junto a los comicios presidenciales ya anunciados para esa fecha.

El Parlamento es el único poder de Venezuela en manos de la oposición

"Anuncio como una propuesta que voy a llevar a las instancias pertinentes, de llamar el día de las elecciones presidenciales que se llame también a las elecciones de la Asamblea Nacional de Venezuela para llenar un vacío" porque "hoy no existe una Asamblea Nacional, no hay un cuerpo colegiado", dijo Cabello al canal estatal VTV.

El Parlamento es el único poder de Venezuela en manos de la oposición, que ganó las dos terceras partes en 2015. Sin embargo, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró a la Cámara en desacato, por lo que sus actos son considerados nulos.

"Llamar a esas elecciones constituye un llamado a ejercer el derecho al voto, a la participación, al reencuentro", expresó el también primer vicepresidente del partido de Gobierno PSUV.

Cabello cree que dos meses son suficientes para organizar los comicios y no ve "ningún tipo de inconveniente", por lo que esta semana presentará esta propuesta ante la plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente (ANC), integrada solo por el oficialismo y de la que es miembro.

"Esto es una decisión que puede tomar la ANC sin ningún tipo de problema, ordenar las elecciones", señaló.

El dirigente chavista consideró que adelantar las elecciones legislativas, previstas para finales de 2020, "sería además un elemento dinamizador de la política en Venezuela" que no debería "causar extrañeza" a ningún país.

"Que comience el nuevo período (presidencial) con una Asamblea Nacional cero kilómetros y un presidente cero kilómetros en su período (...) para trabajar juntos por este país, atender a la gente, aprobar las leyes que sean necesarias", agregó, citado por la agencia de noticias EFE.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aún no expresó una decisión conjunta de participar o no en las presidenciales pero se inclina por no acudir a esta contienda que considera una "farsa electoral" en la que el jefe del Estado, Nicolás Maduro, buscará la reelección.

Cabello cree que unir la elección presidencial y la legislativa puede estimular a la MUD a participar, aunque recordó que partidos como Primero Justicia y Voluntad Popular no podrían aspirar a cargos pues fueron declarados ilegítimos al no revalidar sus nóminas ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).