El gobierno de Venezuela eliminó discretamente el tipo de cambio fijo que sobrevivía del control cambiario instalado en 2003 por el presidente Hugo Chávez, lo que a juicio de la oposición representa una devaluación destinada a "tener dinero para la campaña" para las elecciones presidenciales que se celebrarán en este cuatrimestre.

La novedad, que no fue anunciada por el gobierno sino solamente publicada en la Gaceta Oficial, implica la desaparición del tipo de cambio fijo de 10 bolívares por dólar, que desde la última reforma del sistema cambiario era utilizado únicamente para pagar la importación de alimentos y medicamentos.

De este modo, ahora persiste un solo tipo de cambio oficial, que no es fijo sino flotante, pues es resultado de un sistema de subastas, y cuya cotización era hoy de 11.311 bolívares por dólar, según el sitio web especializado Dólar Today.

Sin embargo, el acceso a divisas a esa cotización sigue siendo muy restringido, de modo que el segmento más activo del mercado de cambios sigue siendo el paralelo, donde el dólar se transaba ayer a 249.872 bolívares.