El Fondo de Emergencia de la ONU para la Infancia, Unicef, dijo este viernes que le preocupaba que una mayor violencia en Haití tras el asesinato del fallecido presidente Jovenel Moïse pudiera afectar el trabajo humanitario de sus equipos en el país.

"A Unicef le preocupa profundamente que una mayor violencia e inseguridad tras el asesinato del presidente de Haití pueda plantear serios desafíos para el trabajo humanitario de nuestros equipos sobre el terreno y su capacidad para llegar de forma segura a los niños y las familias más vulnerables", dice el comunicado​​​.

El Fondo explicó que, si bien tiene suministros que salvan vidas en Haití, la violencia y la inestabilidad continuas podrían impedir la entrega y reposición de artículos esenciales para los niños.

"Unicef está alarmado por la terrible situación humanitaria de los niños y las familias en Haití, que se ha deteriorado rápidamente desde principios de este año. Solo en los primeros tres meses de 2021, el número de admisiones de niños con desnutrición aguda grave en los centros de salud de Haití aumentó en un 26 por ciento en comparación con el año pasado", agregó.

Señaló que alrededor de un tercio de todos los niños en Haití necesitan ayuda de emergencia debido al aumento de la violencia de las pandillas, el acceso limitado al agua potable y a los servicios de protección en tiempos de covid-19.

"Unicef insta a poner fin a la violencia de las pandillas en Haití y pide un paso seguro para llegar a las familias con asistencia humanitaria en las áreas más afectadas de Puerto Príncipe", dijo.

Para 2021, Unicef está buscando 48,9 millones de dólares para satisfacer las necesidades humanitarias de 1,5 millones de personas en Haití, incluidos más de 700.000 niños.

"Hasta ahora, este llamamiento humanitario ha permanecido en gran parte sin fondos, con solo el 31 por ciento del dinero necesario disponible ", agregó.

Moïse fue asesinado a tiros en su residencia privada el miércoles por la mañana y su esposa resultó herida en el ataque.

Según los informes, la policía haitiana identificó a 28 presuntos asesinos, la mayoría de ellos ciudadanos colombianos.

La policía detuvo a 17 sospechosos, incluidos dos ciudadanos estadounidenses nacidos en Haití, identificados como James Solages y Joseph Vincent.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19