La viruela del mono es una enfermedad viral que apareció en la década del 70' en África y actualmente se encuentra en plena expansión, en especial dentro de Europa Occidental. La enfermedad ya fue detectada en 174 países, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) activó su máximo nivel de alerta sanitaria. 

Se trata de una patología de origen animal que no es grave a nivel general y cuyo virus es similar al de la viruela humana, una enfermedad erradicada desde 1980. Según indicó la propia OMS, "los enfermos suelen ser hombres, relativamente jóvenes, que tienen relaciones con personas del mismo sexo". 

En 1970 se detectó el primer caso contraído por un niño de 9 años en la República Democrática del Congo. Desde entonces, se registraron casos humanos de viruela símica en zonas rurales de 11 países de África: Benín, Camerún, Costa de Marfil, Gabón, Liberia, Nigeria, República Centroafricana, Congo, Sierra Leona y Sudán del Sur.

El primer brote fuera de África se dio en Estados Unidos durante el año 2003. Las autoridades sanitarias de los Centros de Detección y Control de Enfermedades (CDC) reportaron 87 casos, de los cuales 20 fueron confirmados por análisis, sin reportar ninguna muerte.

A partir de 2017, Nigeria experimentó "una epidemia de gran envergadura", con más de 500 casos sospechosos, más de 200 confirmados y una tasa de letalidad de alrededor 3%. A continuación, se notificaron casos esporádicos en viajeros del país africano en Israel (2018), Reino Unido (2018, 2019, 2021), Singapur (2019) y Estados Unidos (2021). 

Hasta tres días después de tener fiebre, se puede desarrollar un sarpullido en la cara y el resto del cuerpo

Qué pasó en 2022: cronología

En mayo de 2022 se produjo una multiplicación de contagios fuera de África, cuando aparecieron casos en países donde la enfermedad no era endémica hasta entonces.

A inicios de mayo se detectaron una serie de contagios en el Reino Unido, especialmente entre hombres que habían tenido relaciones con personas del mismo sexo, lo que generó que la cifra alcance las dos decenas de enfermos en un par de semanas. Además, se registraban casos en Alemania, Bélgica, España, Francia, Italia, Portugal y Suecia.

Por esos días, la OMS contabilizó 80 casos confirmados en el mundo, con contagios también comunicados en Estados Unidos, Canadá y Australia.

El 23 de mayo, Estados Unidos anunció la inmunización de los casos de contacto estrecho con vacunas contra la viruela tradicional, ya que también serían eficaces contra la viruela del mono. El 26 de mayo, la Unión Europea anunció la compra de vacunas contra esta nueva epidemia, mientras que Francia comenzó las primeras vacunaciones el día el 27.

El 8 de junio, el presidente de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunció que había "más de 1.000 casos confirmados" en 29 países donde la enfermedad aún no era endémica, El 25 de mayo, consideró al brote de viruela símica como una amenaza muy preocupante para la salud, sin alcanzar el nivel de "emergencia sanitaria mundial".

El 21 de junio, el Reino Unido, que ya contabilizaba cerca de 800 casos y pidió una vacunación preventiva de los hombres "de riesgo", con foco en los homosexuales con parejas múltiples. Francia, por su parte, el 8 de julio propuso también la vacunación preventiva.

Hasta el 19 de julio, las autoridades sanitarias estadounidenses informaron más de 14.500 casos confirmados en sesenta países en los que la enfermedad era hasta ahora desconocida, con una mayor cantidad concentrada en los países europeos, Estados Unidos y Canadá.

La Agencia Europea de Medicamentos recomendó extender el uso de la vacuna Imvanex aprobada en 2013

Viruela del mono en Argentina 

En la Argentina se confirmaron 13 casos de viruela del mono hasta el 14 de julio, de los cuales 12 presentaron antecedentes de viaje previo al inicio de los síntomas, según informó el Ministerio de Salud.

Los primeros dos casos se confirmaron el 27 de mayo, cuando un bonaerense que había viajado a España fue diagnosticado con la enfermedad y un español que se encontraba de visita corrió la misma suerte. Los casos no tenían conexión entre sí; ambos permanecieron aislados y tuvieron buen estado de salud durante la enfermedad.

En la Ciudad de Buenos Aires, el 9 de junio se confirmó el primer caso de viruela símica: el afectado fue un hombre de 36 que no tenía antecedentes de viaje. El paciente cursó la enfermedad con buen estado de salud general y tratamiento sintomático.

El período de incubación de la viruela del mono suele ser de 7 a 14 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días. La enfermedad suele durar entre 2 y 4 semanas.

En Argentina, los casos son comunicados en el el Boletín Epidemiológico Nacional (BEN) que da a conocer el Ministerio de Salud