La primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, reconoció que no tenía base jurídica para ordenar sacrificar a todos los visones del país -entre 15 y 17 millones de animales- luego de que se descubra en ellos una mutación del coronavirus (Covid-19) que comenzó a transmitirse a humanos. Para hacerlo, sostuvo, tendrían que haber sancionado una nueva ley, por lo que se trató de una maniobra ilegal.

"Incluso si tuviéramos prisa, debería haber sido completamente claro para nosotros que se requería una nueva legislación, y no fue así. Pido disculpas por eso", expresó la mandataria ante el Parlamento este martes.

Hasta ahora la matanza de visones alcanza unos 2,5 millones de ejemplares, según los recuentos oficiales, aunque un portavoz de la Policía danesa indicó que es probable que la cifra sea mayor. Mientras, algunos criaderos siguen negándose a matar a sus animales sanos. Esta situación pone en jaque a la economía de Dinamarca, ya que es el mayor exportador de pieles de visón en el mundo.

Frederiksen afirmó que se percataron de la falta de fundamentos legales de la medida durante este fin de semana. La ley danesa plantea que, para ordenar un sacrificio masivo de animales, la enfermedad que se desea combatir debe encontrarse en los animales, o deben encontrarse en un área infectada.

En el caso de los visones daneses, sólo se pudo demostrar que un visón tenía la cepa mutada de Covid-19 y la transmitió a 12 personas, pero la mitad de los 783 casos humanos de Covid-19 en el norte de Dinamarca "están relacionados" con el visón, de acuerdo al ministro de Salud Magnus Heunicke, quien advirtió que "el virus mutado en los visones puede tener consecuencias devastadoras en todo el mundo”.

El miércoles pasado, Frederiksen anunció que decidió eliminar a "todos los rebaños de visones a causa de haber registrado una mutación del nuevo coronavirus (Covid-19) en un visón que se extendió a los humanos". "El virus mutado del visón puede suponer un riesgo para la eficacia de una futura vacuna", sostuvo. 

Los brotes en las granjas de visones persistieron a pesar de los esfuerzos reiterados de las autoridades por eliminar los rebaños infectados desde junio.

Si bien es común que surjan nuevas cepas mutadas del virus, en este caso la llamada Cluster 5 resta eficacia a los anticuerpos generados por humanos para combatir la enfermedad, de acuerdo a los primeros estudios. No se sabe aún cómo podría afectar esto a la efectividad de la vacuna contra el coronavirus y a la implementación de la cuarentena en el mundo.

En línea con la disculpa de Frederiksen, este martes el ministerio de Alimentos de Dinamarca admitió que fue un error "jurídico" ordenar a los criaderos que sacrifiquen a sus visones para combatir la cepa mutada del coronavirus, aunque instó a las granjas a seguir adelante por "precaución".

"Cometimos un error. No existe fundamento jurídico para pedir a los criaderos de visones que sacrifiquen a sus animales fuera de las zonas" en las que se detectaron mamíferos contagiados, declaró el ministro de Alimentos, Mogens Jensen, a la cadena de televisión local TV2.

Aún así, Jensen instó a las granjas a seguir sacrificando a los animales como estaba previsto, por precaución.

El hallazgo de la mutación del coronavirus en visones llevó a las autoridades a imponer, desde el jueves pasado, un cierre total de un mes en las siete localidades en cuyas granjas de detectaron casos. "Creo que es necesario. Estamos hablando de un virus mutante que empezó en Jutlandia del Norte y vamos a deshacernos de él en Jutlandia del Norte", declaró Birgit Hansen, alcaldesa del municipio de Frederikshavn.

"Animo a todos los criaderos de visones a cooperar (...) pues se trata de ayudar a la salud pública de la mejor forma posible", afirmó el ministro Mogens Jensen, citado por la agencia de noticias AFP.

En los últimos días no se detectó ningún caso más de Cluster 5, y los 12 registrados hasta la fecha se remontan a septiembre y ya no están activos, por lo que cabe esperar que se haya eliminado la cepa.

La ley que debía permitir el sacrificio de visones sanos debía tratarse el martes por un procedimiento de emergencia. Pero el Parlamento renunció a ello, ante la reticencia de la oposición y de parte de los apoyos del Ejecutivo socialdemócrata, que gobierna en minoría. Así, el proyecto de ley será tratado siguiendo el procedimiento habitual, de tres lecturas.

Incluyendo Dinamarca, seis países informaron casos de coronavirus en criaderos de visones, según señaló la Organización Mundial de la Salud (OMS): se agregan Estados Unidos, Suecia, Italia, Holanda y España, que en julio también sacrificó 90 mil visones por casos de Covid que se transmitió a los trabajadores de los criaderos.