Tras un inicio de rueda con números en verde, al cierre de la sesión, el Dow Jones perdió un 0,67% para concluir en los 24.797,78 puntos, mientras que el selectivo S&P 500 cayó un 0,55% hasta 2.701,33 enteros. Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan las principales firmas tecnológicas, empeoró un 0,22% hasta 7.218,23 unidades.

En la bolsa de Nueva York, el sector industrial, que había progresado de manera destacable durante toda la jornada, se quedó casi plano (0,01%), y el resto se pasaron al rojo, siendo el más perjudicado el de las empresas de servicios públicos (-1,07%). Entre los treinta valores del Dow Jones, Walmart no logró recuperarse del castigo a sus cuentas (-2,75%) y era el que más perdía, por delante de Verizon (-1,96%), Home Depot (-1,95%), Chevron (-1,73%), General Electric (-1,70%) y Cisco (-1,70%). Al otro lado de la tabla, obtenían ganancias destacables United Technologies (2,21%), McDonald’s (0,94%), JP Morgan Chase (0,42%) y American Express (0,32%).

“Estamos volviendo a la volatilidad normal, estamos retrocediendo hacia las tasas de interés normales, la inflación normal”, opinó Erik Davidson, director general de inversiones de Wells Fargo Private Bank. “Así es como luce lo que es normal”, dijo. “El período actual podría ser parecido al ciclo de ajuste entre junio de 2004 y junio de 2006, cuando una tasa cada vez más ventajosa para EE.UU. acompañó una baja del dólar, sugirió un reporte de Goldman Sachs firmado por Zach Pandl, codirector de estrategia mundial de divisas y mercados emergentes.