Estados Unidos acusó al gobierno chavista de Venezuela de cometer actos inconstitucionales y de corrupción, así como de violar "sistemáticamente los derechos humanos y la dignidad de sus ciudadanos", en un "esfuerzo brutal por conservar el poder".

"El antiguo régimen de Venezuela, liderado por Nicolás Maduro, violó sistemáticamente los derechos humanos y la dignidad de sus ciudadanos, saqueó los recursos naturales del país y llevó a la nación, que antes era próspera, a la ruina económica", dice un informe del Departamento de Estado.

El documento, publicado en el sitio web del organismo, afirma que "los matones de Maduro cometieron asesinatos extrajudiciales y torturas, tomaron presos políticos y restringieron severamente la libertad de expresión, todo en un esfuerzo brutal por conservar el poder".

Bajo el título "Nicolás Maduro: corrupción y caos en Venezuela", el texto reseña en tres secciones las "acciones inconstitucionales", la "corrupción" y las "violaciones de derechos humanos" que atribuye al mandatario.

En la primera parte señala que tras las elecciones legislativas de fines de 2015, ganadas holgadamente por la oposición, Maduro "comenzó a desmantelar varias ramas del gobierno".