Los turistas llegados desde el exterior bajaron 7,4% en enero último mientras que las salidas de argentinos al exterior cayeron 19 por ciento.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), el descenso de la actividad turística en el primer mes del año se dio sin haber recibido aún el impacto de la pandemia del coronavirus, que está provocando una crisis en el sector aerocomercial y el turismo internacional.

Las estadísticas oficiales muestran también una caída en el turismo receptivo del 3,1% en enero con respecto a diciembre, mientras los residentes que viajaron al exterior bajaron 7,2% en igual medición.

Las sucesivas devaluaciones del último año y medio que hoy llevan el valor del dólar turista a $84 hacían prever que el turismo receptivo iba a crecer a pasos agigantados, algo que todavía no se traduce en las estadísticas.

En enero las llegadas desde el exterior llegaron a 314.000 turistas, mientras que las salidas de residentes al exterior fueron 305.000.

Los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque representaron el 79,4% de las salidas de turistas residentes, y el 90,4% de las llegadas de enero, y vieron caer su actividad en alrededor de un 20% promedio.

La llegada de turistas europeos ocupó el primer lugar con 80.400 personas, que representó el 26,7% del total y mostró una baja del 4,6%, respecto de un año atrás.

En segundo lugar se ubicaron las llegadas de 75.500 turistas brasileños, que sufrieron una baja interanual del 8,7 por ciento.

Los turistas no residentes arribados al Aeropuerto Internacional de Ezeiza y al Aeroparque Jorge Newbery provinieron principalmente de Europa, 26,7%; seguidos por Brasil, 24,6%; y el bloque de Estados Unidos y Canadá con un 15,7 por ciento.

En el resto de los aeropuertos, la afluencia del turismo receptivo registró una disminución de 16,8%, respecto del mismo mes del año anterior y provinieron principalmente de Chile, Estados Unidos, Canadá y Brasil.

La estadía promedio de los turistas del exterior en enero fue de 14,1 noches, y se registraron 3.989.800 pernoctaciones, un 10% menos respecto de igual mes del año anterior.

Los residentes en el país que viajaron al exterior tuvieron una estadía promedio de 17,5 noches y las pernoctaciones sumaron 4.240.800, lo que implicó una disminución del 9% con respecto al mismo período del año anterior.

Proyecciones optimistas

Actualmente, Argentina es el mayor receptor de turismo internacional en Sudamérica, con unas 7,4 millones de llegadas estimadas en 2019, según el Ministerio de Turismo.

Para 2020 se espera que el turismo receptivo traiga a Argentina más de USD6.000 millones. En 2018, según los últimos datos disponibles de su ministerio, fueron unos USD5.800 millones.