En el año que lleva de vigencia de la Ley Pyme se registraron 333.645 empresas que descontaron $980 millones del Impuesto a las Ganancias por realizar inversiones productivas, se ahorraron más de $2.600 millones por la compensación del Impuesto al Cheque y recibieron financiamiento por $14.707 millones, de acuerdo con datos oficiales conocidos hoy.

"Con esta ley buscamos marcar el rumbo, durante 20 años las pymes fueron poco escuchadas y ahora tienen una herramienta que les permite pagar menos impuestos y conseguir mejor financiamiento, entre otros beneficios", dijo a Télam el secretario de Emprendedores y Pymes, Mariano Mayer.

El funcionario resaltó la "construcción colectiva" que permitió la elaboración de la ley a través del "diálogo que mantuvimos con los empresarios del sector para escuchar sus reales necesidades, que pasaban por el financiamiento, los costos laborales y la presión impositiva".

"Y precisamente -agregó- trabajamos para que la ley tenga beneficios para todas las necesidades planteadas en su momento, aunque somos conscientes de que aún queda mucho para hacer y en esa agenda está avanzando el Gobierno, por ejemplo con la reforma impositiva".

En esta línea, el secretario de Emprendedores y Pymes resaltó la necesidad de que las provincias que aún no lo hicieron adhieran no sólo a la Ley Pyme sino también a la de ART, ambas sustanciales para que las empresas "mejoren su competitividad".

"En la Ley Pyme garantizamos estabilidad fiscal hasta fin del año que viene, e invitamos a las provincias que hagan lo propio en sus distritos para trabajar en una agenda previsible en materia impositiva, incluso con los municipios", explicó Mayer.

De hecho, hasta el momento se adhirieron a la Ley Pyme las provincias de Chaco, Chubut, Córdoba, Neuquén, San Juan, Jujuy, Misiones, Mendoza y Río Negro; en tanto a la ley de ART sólo lo hicieron Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires.

La provincia con mayor nivel de registro es La Pampa con un 59,8%, seguida por Santa Fe con un 49,6% y Córdoba con un 46,8% del total de pymes en cada uno de los distritos, mientras que la adhesión fue muy baja en Jujuy (9%), Tierra del Fuego (10,7%) y Catamarca (13,6%).

De acuerdo con la información suministrada por el Ministerio de Producción, el 38,16% de las pymes registradas corresponden al sector servicios, mientras que el 26% a comercio, 19% al agro y el 11,10% a la industria.

En cuanto a las inversiones productivas que permitieron descontar Ganancias, se informó que los sectores agropecuario e industrial resultaron los más beneficiados, particularmente las localizadas en Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe y la Ciudad de Buenos Aires.

Los beneficios de la ley también posibilitaron que más de 63.000 pymes difieran el pago de Iva a 90 días, y de acuerdo con las proyecciones de la cartera a cargo de Francisco Cabrera, se estima que las pymes inscriptas dejarán de pagar ganancia mínima presunta por aproximadamente $ 1.000 millones en un año. 

Por el lado del financiamiento, a través de los créditos del Ministerio de Producción y del BICE se acompañaron inversiones productivas por $14.707 millones para que puedan seguir creciendo y generando más empleo.

El 99% de las empresas en la Argentina son pymes, que generan el 70% del empleo formal, es decir que 4,2 millones de personas trabajan en estas empresas. 

La Ley Pyme permite, entre otros beneficios, la eliminación del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta, la compensación del Impuesto a Créditos y Débitos bancarios como pago a cuenta de Ganancias (100% para micro y pequeñas empresas y 50% para medianas tramo 1 industriales) y el diferimiento del pago del IVA a 90 días para micro y pequeñas empresas.

Además, se elevaron los umbrales de retención de IVA en 135%, y de percepción de Ganancias, en 400%; y para las micro empresas se otorgan certificados de no retención de IVA automáticos a partir de dos meses, con saldo a favor de libre disponibilidad.

Por otro lado, se amplió el cupo prestable de la Línea de Créditos de Inversión Productiva del 14 al 15,5%. Además, a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) se lanzó la línea Primer Crédito Pyme a una tasa variable de 16% máximo y con un plazo de hasta siete años, para montos de entre $500 mil y $5 millones.