A pesar de las suspensiones por los efectos de la pandemia, los trabajadores de Aerolíneas Argentinas cobrarán con normalidad sus salarios de junio y julio, según confirmó el secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró.

El dirigente admitió: "En los convenios aeronáuticos hay un componente muy alto de productividad. Y eso se nos cayó, con lo que el poder adquisitivo de los laburantes mermó".

"Si bien son suspensiones, se mantiene el salario de bolsillo. La empresa tomó nuestros planteos y le buscó la vuelta. Va a haber suspensiones en junio y julio, pero el sueldo va a ser igual que si hubiéramos trabajado", enfatizó en diálogo con El Destape Radio.

Biró señaló que la línea aérea de bandera no va "en línea con el acuerdo CGT-UIA", que permite una reducción salarial del 75% para los trabajadores suspendidos. "Siempre dijimos que eso dependía de cada actividad", recordó.

"Aerolíneas nos planteó hace una semana la necesidad de mitigar ingresos, porque es una industria que está parada. No hay vuelos salvo por razones humanitarias", enfatizó.

Y explicó que "en el marco del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo, que permite acuerdos con los sindicatos, Aerolíneas hizo una propuesta", que es pagar los sueldos en tiempo y forma, a pesar de las suspensiones, que alcanzan a 7.500 empleados de la compañía.

Sobre el regreso a las actividades de la empresa, el dirigente sindical indicó: "Estamos muy interesados en volver a la actividad lo más pronto posible, con los umbrales de seguridad que nos permitieron tener muy pocos infectados".

"Haciendo protocolos de seguridad, queremos empezar pronto a dar conectividad entre el interior, sin pasar por Buenos Aires. Aerolíneas está en condiciones de dar el servicio. Esto nos está lastimando", subrayó, y destacó que "la compañía dijo que está lista para operar cuando reciba las directivas del Gobierno".