La empresa Aerolíneas Argentinas analiza dar de baja sus vuelos entre las ciudades de El Calafate y Ushuaia porque esa ruta no le da rentabilidad ante la escasa ocupación de los aviones. 

Así lo confirmó la directora de Relaciones Institucionales de la compañía estatal, Felicitas Castrillón, después de que la empresa privada Andes confirmara que comenzará a volar entre las  dos ciudades patagónicas en junio.   

En declaraciones a El Diario del Fin del Mundo, Castrillón precisó que Aerolíneas analiza la oferta de invierno y la idea es dar de baja el vuelo desde mayo hasta agosto, mes en el que se retomará la ruta. 

La compañía sigue analizando “si es posible dejar algún día a la semana activo el vuelo”, pero ya confirmó en un comunicado de prensa que desde agosto habrá tres frecuencias semanales (martes, jueves y sábados) y a partir de septiembre un vuelo diario. 

Castrillón manifestó que “los datos que nosotros tenemos de los años anteriores es que hay meses en los cuales tenemos que pagar para que la frecuencia vuele, ni siquiera para que sea rentable”. 

Agregó que en la temporada invernal, Aerolíneas tiene que dar más conectividad a los destinos que los turistas elijen para viajar como son Ushuaia, Bariloche, Chapelco y Esquel. 

Castrillón fue consultada debido a que la baja de la frecuencia se daría en simultáneo con el anuncio de la empresa Andes de unir  la capital fueguina con la villa turística santacruceña a partir  de junio.

“Nosotros somos los más interesados en que nadie nos coma mercado. Queremos luchar por las rutas que conquistamos y que son nuestras. Pero también es que tenemos que garantizarnos determinados niveles de ocupación”, sostuvo.

Explicó que hay otras compañías que no compiten con Aerolíneas Argentinas porque operan con aviones más chicos y aseguró: “Nosotros no le queremos regalar ninguna ruta a nadie y competimos igual que todo el mundo”.