La compañía Air France deberá suprimir la cuarta parte de sus vuelos a causa de la huelga convocada por los sindicatos de pilotos, personal de cabina y de tierra, que exigen una suba salarial del 6 por ciento. Aun así, la aerolínea francesa espera mantener un 75% de los vuelos, tras analizar sus previsiones basándose en la tasa del 28% de trabajadores declarados en huelga.

Los vuelos de largo recorrido serán los más afectados, con la cancelación de la mitad. Para los de media distancia se suprimirán el 25% y los de corta el 15 por ciento.

Air France ha afirmado que hará todo lo que esté en sus manos para acotar las consecuencias que el paro pueda tener para sus clientes, a los que pide que verifiquen el estado de su vuelo antes de desplazarse al aeropuerto. Asimismo, la compañía ha aconsejado a los que hayan hecho una reserva para hoy que la aplacen o modifiquen el pasaje, ya que hacerlo no les acarreará ningún gasto. Para aquellos que se vean afectados por una anulación, la empresa confirma que se les reembolsará íntegramente lo que pagaron.

La gran mayoría de los sindicatos de Air France decidieron mantener la convocatoria de huelga después de una reunión que mantuvieron el pasado lunes con la dirección para examinar sus reivindicaciones de un aumento salarial.

La empresa tuvo un beneficio de 1.155 millones de euros, y el resultado operativo fue de 1.488 millones de euros el pasado año, un 41,8 % más que durante 2016.