Alberto Fernández visitió este martes la fábrica de envases Ball Corporation en el parque industrial de Burzaco, donde los directivos de la empresa le anunciaron una inversión de 60 millones de dólares y la generación de nuevos puestos de trabajo. La empresa es conocida por sus envases originales y sus latas de vino, que tuvieron un aumento en su popularidad en el último tiempo.

"La lata de aluminio viene ganando terreno en el sector de bebida, por ser 100% reciclable y práctica, y ahora estos atributos ahora acompañan a la industria vitivinícola, dando lugar a infinitas posibilidades de crecimiento dentro del mercado", destacaron desde Ball, que este martes le presentó al Presidente, el gobernador bonaerense Axel Kicillof, el intendente local Mariano Cascallares y al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, su plan de inversiones 2021-2022.

El plan de la compañía de envases es ampliar la instalación de una nueva línea de producción, lo que les permitirá aumentar su capacidad productiva en 643 millones de latas, un 30% más. Es que Ball está en franco crecimiento: respecto del 2019, el año pasado tuvo un crecimiento del volumen en un 48%, en el que se destacó el formato Sleek de 269cc, gracias a "su diseño elegante y su tamaño ideal para el consumo individual", destacaron desde la empresa.

Además, durante el aislamiento por la pandemia del coronavirus (Covid-19), los hábitos se modificaron, y hubo más oportunidades de tomar vino. Al menos así lo destacaron desde Ball, que subrayaron que "se potenciaron otras experiencias donde la lata, que equivale a un tercio de la botella, se presentó como una opción ideal para el consumo particular y de forma segura". 

Y el futuro es alentador. Las proyecciones para los próximos años muestran un crecimiento continuo en el país y la región, brindando al mercado latas con diferentes volúmenes, etiquetas cada vez más creativas y nuevos players ingresando al mercado. Para 2027 se espera un crecimiento global del mercado de vinos enlatados, alcanzando los 155.100 millones de dólares.

El vino crece cada vez más

Ball Corporation, empresa de capitales americanos que está en el país desde 1995, está aprovechando las oportunidades que hay en el sector del vino: según datos del INV (Instituto Nacional del Vino), en 2020 se vendieron 83 millones de litros más que en 2019 y las exportaciones alcanzaron su nivel más alto en 12 años. 

"Tanto los amantes del vino, como las bodegas encontraron en la lata infinitas posibilidades", resaltaron desde Ball, principal responsable de este producto en Argentina. "Es un orgullo haber impulsado, de la mano de bodegas de primer nivel, vino en lata para todos los amantes de esta bebida", celebró Andrés Agnello, Gerente Comercial de Ball Corporation.

¿De dónde sale el éxito del lanzamiento? Según Agnello, es la combinación del "vino de calidad junto con las innovaciones implementadas en el envase, lo que permitió alcanzar volúmenes de negocio muy interesantes". "Le hemos acercado al consumidor nuevas opciones para diferentes ocasiones de consumo, a la vez que cuidan el medioambiente", añadió.

En este sentido, Ball explicó que el vino en lata es una opción más conveniente para el consumidor, ya que la lata mantiene la calidad y el sabor de la bebida, presenta un enfriado más rápido, y es más eficiente, gracias a la practicidad de su tamaño para la logística y la resistencia del envase que permite llegar a nuevas experiencias. 

Crecen las inversiones y el sector industrial

La inversión de Ball se suma a otras, como la realizada por la metalúrgica APEX, en la provincia de La Pampa, por 18 millones de dólares, para la producción de herramientas para los sistemas extractivos de pozos petroleros; y a la reapertura en el partido bonaerense de Chivilcoy de Bicontinentar Footwear Technologies, líder en la fabricación de calzado deportivo de alta tecnología.

Además, desde 2020, se produjeron más de 900 anuncios de inversiones por 34.000 millones de dólares y la inversión productiva creció un 14,3 por ciento.

De este modo, el sector industrial tiene hoy 25.000 empleos más que hace dos años.