Con la pandemia del coronavirus aumentaron los temores, el insomnio, la ansiedad, las adicciones y otras cuestiones que engloba la salud mental. Al mismo tiempo, se disparó el consumo de clonazepam, en especial la marca Rivotril, situación que llevó al medicamento a ser uno de los 100 productos más dispensados del mercado nacional. Desde fines del mes de junio que el Rivotril está en falta en las farmacias

Según corroboraron muchas farmacias y médicos psiquiatras a distintos medios locales, las presentanciones de Rivotril comenzaron a ser discontinuadas hace unos meses, pero el mes pasado directamente dejó de aparecer en las páginas web de droguerías.

De hecho, muchas farmacias confirmaron que trabajan sin el producto, ya que no pueden conseguirlo en las droguerías que se los proveen. Rubén Sajem, Director del Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (Ceprofar) señaló a BAE Negocios: "El Clonazepan de la marca Rivrotril esta faltante en todas las presentaciones. Pero hay disponibles otras 11 marcas de la misma droga en la misma cantidad de miligramos, en la misma cantidad de comprimidos y para los mismos usos y las mismas formas farmacéuticas. O sea hay alternativas para sustituir esa marca por otras marcas que están disponibles. Es fácilmente sustituible".

El faltante ya puso en alerta a una gran cantidad de farmacias, que coincidieron en que varios clientes consumen este medicamento y, en específico, Rivotril, por lo que es muy difícil convencerlos de que vayan hacia otras marcas.

Tras la pandemia, aumentó considerablemente el uso del clonazepam por fuera de las necesidades médicas, ya sea para calmar cualquier tipo de dolor o hasta para conseguir efectos psicotrópicos. 

Por qué falta Rivotril en las farmacias

La escasez de Rivotril, a diferencia de lo que sucede con otros productos que se ven afectados por las restricciones cambiarias, algunos dicen que no se debe a la falta de dólares. Pero "el Rivotril es importado de Brasil, se elabora allí y se lo importa, el resto de los laboratorios lo produce en Argentina", explicó Sajem.

Otros aseguran que tiene que ver con un problema de distribución de la marca, que sufre demoras en el proceso de cambio de titularidad.

¿Qué pasó? Desde el laboratorio Roche explicaron a BAE Negocios: "Rivotril fue transferido en 2011 a Investi Farma, pero desde el año pasado el producto fue vendido a nivel global a Cheplapharm Arzneimittel GmbH, una empresa alemana representada en Argentina por Biopas Argentina S.A. Los lotes que importaba y distribuia Investi tenían el logo de Roche como parte de un acuerdo entre partes, pero luego esa situación cambia por la venta a nivel global".

A partir del 1 de agosto Biopas será responsable del Rivotril en Argentina, pero el cambio de titularidad en la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) presenta demoras que dificultan su distribución. Sin embargo, confirmaron a distintos medios que van a estar liberando las seis presentaciones disponibles de Rivotril durante este mes.

Muchas farmacias alertaron por el faltante de Rivotril

"Es por una cuestión de venta de marca desde un laboratorio hacia otro y el stock que había quedado de producción no alcanza para cubrir el tiempo que ANMAT le pide a los laboratorios para la presentación de todos los papeles", resumió Leonardo Jurado, del Colegio de Farmacéuticos de Rosario, a Cadena3.

“Lo que se vende es la marca que tiene un valor no tangible muy importante y los laboratorios las compran con la misma droga y la misma elaboración, pero con distribución diferente” dijo Jurado. “Por la elevada demanda del producto en estos tiempos no se alcanzó a cubrir ese cambio en el stock de las droguerías hasta que llegan las nuevas cajas”, concluyó.

La pandemia mental 

Un informe de la Confederación Farmacéutica Argentina alertó que detrás de la pandemia del Covid-19 estuvo la "pandemia mental", que disparó el consumo de psicofármacos. En 2021, llegó a aumentar un 4,14%. Y uno de los más consumidos fue el clonazepam.

¿Por qué? "Como son muy eficaces, se lo consume por cualquier cosa. Pero puede generar accidentes domésticos, de tránsito y otros, porque a nivel cerebral funciona igual que el alcohol", explicaron. En el mercado se dispensan casi 11 millones de unidades anuales, y entre el 7% y el 11% de los argentinos consume algún ansiolítico de este tipo. 

El consumo de clonazepam como antidepresivo se multilpicó en los últimos años

Muchos médicos alertaron que Rivotril no es la única marca de clonazepan que existe, sino que hay muchas opciones para tomar este medicamento. En este sentido, remarcaron que todo el consumo debe ser bajo receta médica y que, normalmente, no pasa las cuatro semanas, debido a sus propiedades ansiolíticas, anticonvulsionantes, miorrelajantes, sedantes, hipnóticas y estabilizadoras del estado de ánimo.

Sin embargo, es cada vez más extendida la práctica de "tomarse un clona", como se lo conoce coloquialmente. Este autoconsumo, advirtieron los profesionales, puede perjudicar la salud y alterar el sistema nervioso central, pese a que no se sienta debido a la calma casi inmediata que genera el clonazepam en una persona.