National Electric Vehicle Sweden (NEVS), antiguo propietario de Saab, anunció que formará una "joint venture" con el fabricante sueco de automóviles deportivos Koenigsegg, con miras a impulsar el desarrollo de modelos eléctricos.

Según informó la firma sueca en un comunicado, ambas compañías impulsarán una asociación estratégica para el desarrollo de modelos con un alto volumen de ventas y eléctricos.

Para ello, formarán una empresa conjunta para la expansión de la marca en nuevos segmentos, publicó hoy la agencia DPA.

NEVS aportó u$s150 millones a el joint venture y tendrá una participación del 65%, mientras que Koensigsegg obtiene el 35 por ciento.

En la misma operación adqiurió el 20% de la firma sueca, que aportará al joint venture propiedad intelectual, licencias de tecnología y diseño de productos.

Saab cerró en el 2011 y fue adquirida en 2012 por la empresa de capital chino NEVS.