La compañía de servicios de comercio electrónico fundada por Jeff Bezos, Amazon, comenzó a desarrollar robots para la movilización de cajones, paquetes y contenedores en sus depósitos. 

La empresa estadounidense busca extender a sus empleados nuevas soluciones para mover paquetes con el objetivo de mejorar su seguridad y optimizar el desarrollo de algunas tareas diarias. En esta línea, los laboratorios de robótica y tecnología avanzada de Seattle en Boston y en el norte de Italia impulsaron dispositivos y sistemas que ya comenzaron a ser testeados.

Tal es el caso de un proyecto de tecnología de captura del movimiento, que permite a los investigadores de Amazon avanzar con sus iniciativas y comparar con mayor precisión los datos capturados en el entorno de prueba con los estándares de la industria.

"La salud y seguridad de nuestros empleados es nuestra prioridad número uno", afirmó Kevin Keck, director mundial de Tecnología Avanzada en Amazon, en un comunicado difundido por la empresa. 

En ese sentido, dijo "estar seguro" de que, con las nuevas tecnologías, Amazón logrará "reducir los incidentes en un 50% para 2025 “. 

Los cuatro robots de Amazon

La compañía de Jeff Bezos creó a Ernie, un robot que seca los contenedores de los estantes y realiza la entrega a los empleados a través de un brazo robótico. Este sistema cumple el objetivo de evitar lesiones y cuidar la postura de los trabajadores de Amazon, que ya no deberán estirarse o agacharse para recibir el producto. 

A su vez, Amazón está probando otros tres modelos. Uno de ellos es Bert, que gracias a una tecnología de percepción y navegación puede desplazarse por el espacio. 

La intención es que, una vez aprobado el sistema, los empleados puedan convocar a Bert para transportar artículos de un sitio al otro o que mueva carros para desplazar paquetes. 

 Otro robot dedicado al transporte de cargas será Scooter. Se trata de una pequeña locomotora que carga una serie de vagones o remolques con paquetes y se dezplaza de manera autónoma.  Amazon prevé comenzar a utilizarlo este año en al menos una de las instalaciones de la empresa. 

Por último, el robot autónomo Kermit también está pensado para transportar cargas. En este caso, transportará únicamente cajas vacías. 

Si bien Kermit es autónomo, precisa de unas cintas magnéticas en el suelo para guiar su camino.