El portal de comercio electrónico Amazon está recortando varios cientos de empleos en Seattle y cientos más en todo el mundo tras varios años de una agresiva expansión, informa The Seattle Times.

Los recortes afectarán principalmente el negocio minorista de consumo de Amazon, según el periódico. La reducción es modesta para el segundo mayor empleador corporativo con sede en Estados Unidos, que contaba con 541.900 empleados a fines del tercer trimestre, en comparación con compañías como Microsoft y Boeing que han eliminado miles de una sola vez en los últimos años.

Los recortes afectarán principalmente el negocio minorista de la compañía

Pero para Amazon, que se ha estado expandiendo en los mercados de artículos comerciales y logística, y donde el énfasis en la frugalidad y eficiencia ha sido una fuente de orgullo, los despidos masivos son raros, informó The Times.

Amazon reconoció los recortes en un comunicado al diario.

"Como parte de nuestro proceso de planificación anual, estamos realizando ajustes en el recuento de personal en la empresa: pequeñas reducciones en un par de lugares y contratación agresiva en muchos otros", dijo un portavoz, según The Times. "Para los empleados afectados, trabajamos para encontrar funciones en las áreas donde estamos contratando".

La medida contrasta con los planes que llevaba adelante la empresa.

Amazon dijo el año pasado que planeaba crear 100.000 empleos en Estados Unidos a medida que aumenta los centros de despacho y agrega más representantes de servicio al cliente. La compañía también está en proceso de elegir una ciudad para su segunda sede, apodada HQ2, donde planea crear 50.000 empleos en los próximos 10 a 15 años.

Sólo el año pasado, Amazon creó 130.000 puestos de trabajo a nivel mundial, sin incluir a los casi 90.000 trabajadores que se sumaron a su plantilla tras la adquisición de Whole Foods.

Resultados
El pasado 2 de febrero, Amazon dio a conocer sus resultados económicos, los cuales superaron las expectativas de los analistas. En el último trimestre de 2017, la compañía vio incrementar sus ventas en un 38% en comparación con el mismo periodo del año anterior, logrando una facturación de u$s60.500 millones.

El beneficio operativo creció un 69% y se situó en los u$s2.100 millones, mientras que el beneficio neto alcanzó los u$s1.900 millones, 3,75 dólares por acción, un importante crecimiento si se compara con los u$s749 millones que obtuvo en el mismo periodo de 2016.

En el cómputo global de 2017, Amazon logró que sus ventas crecieran un 31% hasta situarse en los u$s177.900 millones. En 2016, la facturación de Amazon fue de u$s136.000 millones.