Amazon sigue apostando fuerte en el mercado de la seguridad para el hogar. Acaba de comprar Ring por u$s1.000 millones, una startup especializada en timbres, cámaras de seguridad y otras tecnologías de hogar inteligente. La noticia se la han confirmado fuentes internas a Reuters y GeekWire, y se espera que la adquisición se comunique de forma oficial en las próximas horas.

Se trata de una de las mayores operaciones de la empresa de Jeff Bezos desde la compra de Whole Foods Market el año pasado. Además, Amazon también compró en diciembre la empresa Blink de cámaras y timbres conectados, siendo la adquisición de Ring un nuevo paso en esa misma dirección.

En rigor la especialidad de la startup son sus timbres conectados a una red Wi-Fi que avisan si hay alguien llegando a casa.

Esta tecnología despertó el interés de Amazon, que vio en este sistema una forma innovadora "y tal vez más segura" de entregar los paquetes a domicilio a sus clientes, aunque no estén en el hogar.

Los timbres inteligentes de Ring utilizan un detector de movimiento que envía información directa al celular del usuario, primero con una alarma y después con un video que muestra imágenes en directo de la entrada de la casa.

Esos videos quedan registrados en la nube, otra de las nuevas expansiones de Amazon, a través de Amazon Web.

De esa manera, el usuario puede saber lo que ocurre aunque no se encuentre allí, a través de una aplicación en su teléfono.

Ring fue fundada en Santa Mónica (California) en el año 2012. Su nombre inicial fue Bot Home Automation y más adelante fue cambiado por Ring.

Su inventor y actual director ejecutivo, Jamie Siminoff, se dio cuenta que no podía escuchar el timbre desde el fondo de su casa o cuando alguien tocaba la puerta, y se le ocurrió modernizarlo conectándolo a la Wi-Fi y poniéndole una cámara para poder verlo desde su computadora.

La empresa tiene ahora más de 2.000 empleados y cerca 1 millón de clientes.

Responsables de Ring dijeron que trabajar con Amazon les permitirá "crecer todavía más". Desde la compañía aseguran que su sistema ayudó a reducir hasta un 55% los robos en Estados Unidos.

El producto llegó a América Latina hace un año, y ya funciona en México, Chile, Panamá, Colombia y Argentina.