American Airlines dispondrá de una ayuda pública de USD12.000 millones como parte del plan de asistencia financiera del gobierno de Estados Unidos para las aerolíneas enfrentadas a la pandemia del coronavirus, que obligó a la suspensión masiva de vuelos transatlánticos, según informó la agencia AFP.

La aerolínea ha diseñado también una propuesta de salidas voluntarias indemnizadas de sus empleados.

"Se han asignado alrededor de USD12.000 millones a American Airlines. Estos fondos se utilizarán para permitir la continuidad del servicio esencial que brindan las aerolíneas y para preservar los empleos", escriben en el texto el presidente ejecutivo de American Airlines, Doug Parker, y su número dos, Robert Isom.

"Tenemos la intención de presentar una solicitud para obtener estos fondos y confiamos en que nos permitirán atravesar esta crisis, incluso si se da el peor de los escenarios", continúan en el mensaje dirigido a sus equipos.

El sector de la aviación es uno de los más afectados por la crisis sanitaria mundial, que ha llevado a la interrupción de la mayoría de los vuelos transatlánticos, así como de muchos nacionales.

El gobierno federal ha previsto un desembolso específico de USD50.000 millones para esta industria de los más de USD2 billones del plan de rescate global de Estados Unidos.

Funcionarios de la administración Trump indicaron que estaban estudiando la posibilidad de que el Estado se haga con participaciones en las aerolíneas como parte del plan de rescate.

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, sugirió el domingo en Fox News que como contrapartida de la ayuda solicitada por las aerolíneas, los contribuyentes estadounidenses podrían tener derecho a esperar algo a cambio.

Las condiciones incluyen la prohibición de que la aerolínea despida a sus empleados o reduzca sus salarios por un período de seis meses, dicen Parker e Isom.