La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) del área del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) bonaerense aseguró que la Argentina está "en riesgo fitozoosanitario", por lo que ratificó la iniciación de un plan de lucha en rechazo de "esa situación y la injusta decisión de no renovar contratos al personal".

"Las autoridades del organismo público levantaron las barreras en Villa Olivari y Yapeyú, en Corrientes; en San Jaime de la Frontera, en Entre Ríos, y en 7 de Abril, Tucumán, entre otras, y decidieron cesantear a trabajadores que realizaban esos controles. De esa forma, la Argentina no podrá convertirse en supermercado internacional", afirmó ATE.