Argentina figura entre las 10 primeras naciones que lideran el ránking de países con mayor reserva de carbono en los suelos, según un informe de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Según este relevamiento el 60 por ciento de carbono del mundo se encuentra en diez países y se afirmó en el marco de las celebraciones del Día Mundial del Suelo.

En esa oportunidad, la FAO presentó "el mapa más completo sobre las reservas de carbono en los suelos jamás elaborado, hecho con la participación de todos los países en el mundo", según indicó el organismo.

El Mapa Mundial de Carbono Orgánico del Suelo, muestra que, en todo el mundo, los 30 primeros centímetros del suelo contienen alrededor de 680 mil millones de toneladas de carbono, una cantidad significativa comparada con el total almacenado en la vegetación que es de 560 mil millones de toneladas.

Más del 60% de esas 680 mil millones de toneladas de carbono se encuentran en diez naciones del mundo que son: Rusia, Canadá, Estados Unidos, China, Brasil, Indonesia, Australia, Argentina, Kazajstán y la República Democrática del Congo.

Para Sally Bunning, oficial de FAO, "los suelos turbosos, las tundras, los pastizales e incluso las tierras áridas son fundamentales por su contenido de carbono orgánico y deben realizarse esfuerzos globales para protegerlos".

La FAO recordó que la materia orgánica del suelo es crucial para su salud y fertilidad y para la infiltración y retención de agua, así como para la producción de alimentos.

Como sistema fundamental de almacenamiento de carbono, su conservación y restauración son esenciales tanto para la sostenibilidad de la agricultura y la adaptación y mitigación del cambio climático", indicó el informe.

Los suelos del mundo actúan como el sumidero de carbono más grande de la tierra, reduciendo los gases de efecto invernadero en la atmósfera.

Mientras que mejorar su papel podría compensar de modo significativo el rápido aumento del dióxido de carbono en la atmósfera.