La pandemia golpeó fuerte a las cadenas hoteleras y dentro de ese panorama, el grupo francés Accor tiene muy bien detectado cuáles son los mercados en donde hoy tiene más dificultades.

"La situación en general fue peor de lo que pensábamos. Al principio, todos creíamos que la pandemia iba a demorar tres meses pero hay países como Argentina o Perú que tienen restricciones muy fuertes y en donde ya llevamos casi siete meses con actividad limitada", explica Patrick Mendes, flamante CCO Global de Accor y agrega que en el país "sólo nos permiten usar los hoteles para las personas que hacen cuarentena". En Argentina, el grupo tiene once establecimientos en diferentes puntos de la ciudad y la Provincia de Buenos Aires, Mendoza, Rosario, La Pampa e Iguazú con sus marcas Ibis, Novotel, Sofitel, Palladio, Pullman y Mercure.

Para graficar un panorama general, el ejecutivo, que acaba de dejarle su posición de CEO regional a Thomas Dubaere, explica que "tenemos 5.000 establecimientos en todo el mundo, de los cuales 85% ya están abiertos. Por supuesto, que la demanda es muy diferentes según el lugar. En China ya hay 65% de ocupación promedio, casi como antes de la pandemia. Australia y Europa están mejorando aunque el problema allí es que no está llegando el viajero corporativo. América del Norte está mejor de lo que esperábamos, con un 35% de ocupación gracias al turismo interno. En América del Sur, el mercado brasileño empieza a crecer. En América latina, la ocupación es del 22%, todavía baja, pero hace no tanto era del 8 por ciento".

Con respecto a los próximos desafíos que tiene el sector hotelero, Mendes indica que, junto a propietarios e inversores de todo el mundo, están llevando adelante un estricto programa de achique de costos. Esto incluye, en gran medida, salarios y reducción de jornadas laborales. Asegura que el esquema adaptado a la nueva realidad le permitirá a los empresarios del rubro alcanzar el punto de equilibrio con una ocupación del 50%, quince puntos porcentuales menos de los que se necesitaban antes de la pandemia. "Hay que implementar protocolos fuertes y acciones de marketing para volver a conquistar al turista y al corporativo, que va a ser el último en volver. Confío en que la vacuna va a llegar en tres meses", agrega.

Por último, el directivo indicó que el grupo está en un proceso de reorganización, que se aceleró con la llegada del coronavirus y que seguirán apostando fuerte por América latina a pesar de la dificultades en algunos países. "Al contrario, aprovecharemos que hay competencia que se está yendo para jugar más fuerte. La pandemia atrasó un poco nuestros planes, pero no vamos a parar".

Más notas de

Gustavo Grimaldi

River Plate: la carrera de los empresarios por el sillón presidencial ya comenzó

Matías Barreiro aspira a ver a River con un millón de socios

Globant continúa con su maratón de compras: ahora se quedó con una tecnológica británica

Globant tiene oficinas en 16 países del mundo

Sustitución de importaciones: empresa nacional fabricará durmientes para la red ferroviaria

Sustitución de importaciones: empresa nacional fabricará durmientes para la red ferroviaria

El fabricante local de pinturas que nació en 2001 y, en plena pandemia, estrena planta y suma personal

La demanda de revestimientos y pinturas viene creciendo

Cresud vende un frigorífico por 10 millones de dólares

Se vuelve a abrir el mercado mexicano para los frigoríficos locales

Inversión inmobiliaria: emprendedora argentina propone comprar un inmueble en EE.UU. o Suiza con sólo 1.000 dólares

Sofia Gancedo tiene como referente del sector a Eduardo Costantini

Cerró Monte Olivia, la emblemática heladería de Villa Devoto

Monte Olivia se ubica en una de las esquinas mejor cotizadas de Devoto

Emegé: una histórica fabricante de calefones que busca resucitar con nuevos dueños

Emegé busca resucitar con nuevos dueños

Fábrica cerrada: la cementera Holcim concentrará su producción en una sola planta

Fábrica cerrada: la cementera Holcim concentrará su producción en una sola planta

Cepo al dólar: boom de desarrollos inmobiliarios financiados en pesos

San Eliseo, un proyecto que se relanzó en plena pandemia