Las exportaciones agroindustriales de Argentina a China se verán beneficiadas por las modificaciones arancelarias que introdujo el país asiático el 1 de diciembre pasado, de acuerdo con un estudio de la Embajada argentina en Beijing difundido el fin de semana.

La reforma reduce los aranceles en 187 productos de consumo, de los cuales 32 son productos agroindustriales que Argentina exporta, como langostinos, lácteos en general, fórmulas lácteas infantiles, alimentos y bebidas.

"La reforma es un nuevo elemento que subraya la enorme oportunidad que los productos argentinos pueden encontrar en el mercado chino, siempre que nuestras empresas estén a la altura del desafío y puedan desarrollar una eficiente logística de la exportación, nuestro eslabón más débil para abastecer a la demanda china", afirmó el embajador argentino en China, Diego Guelar.

Según Guelar, "las oportunidades se multiplican, sólo falta aprovecharlas; tenemos la enorme demanda china, con un poder de compra creciente, y un profundo deseo por consumir (y pagar lo que haga falta) alimentos de alta calidad y sin contaminación como los argentinos".

La nueva estructura establecida por el Ministerio de Finanzas chino está orientada a reducir los precios y estimular el gasto del consumidor final sobre 187 productos de consumo sobre los cuales China no cuenta con producción o es un importador neto, detalló la embajada en un comunicado.

En el caso de los langostinos, la reducción fue del 5% al 2% del arancel sobre el producto congelado, que es uno de los principales ítems de exportación del sector pesquero argentino a China y son los principales beneficiados, ya que representan el 62% del total importado por China, seguido por Ecuador con un 25%.

En tanto, en los lácteos se redujo el arancel para todos los quesos, excepto el fresco, que por su vida útil es el de menor importación por parte de China, lo que permitirá mejorar la competitividad de otros proveedores, entre ellos Argentina, frente a países que tienen firmado acuerdos de libre comercio con China, como Nueva Zelanda y Australia.