Si el proyecto de reforma impositiva se aprobara en el Congreso antes del próximo 31 de diciembre, en las sesiones extraordinarias, el 2018 comenzará con una baja en los precios de los vehículos cero kilómetro y las motos de gama media, y en los productos electrónicos, por la anunciada rebaja de los llamados impuestos internos.

Fuentes de las concesionarias de automóviles y del sector fabricante de motos señalaron a BAE Negocios que una vez que la reforma esté sancionada como ley en el Congreso, deberá haber una baja en el costo de las unidades. La misma situación aplica para los productos electrónicos como celulares, televisores y monitores, entre otros.

El proyecto de ley del Ejecutivo reduce del 17% al 0% los gravámenes a dichos bienes. Los autos de gama media (con valores de entre $380.000 y $800.000 pesos) y las motos de gama media ($70.000 a $140.000) vieron reducidos el impuesto interno del 10% al 0 por ciento. Suerte dispar tuvieron las motos de alta gama que podrían subir sus precios porque el impuesto se elevó del 10% al 20 por ciento.

A su vez, sube a 20 por ciento la alícuota para aeronaves; las embarcaciones de gama alta (mayores a 430.000 pesos) también pasan de 10% a 20%; y se gravarán algunos servicios de compañías del exterior, como es el caso de Netflix.

Transferencias por Internet
Por otro lado, el Gobierno dispuso ayer aplicar un 20% de descuento sobre el total de los aranceles que se abonen por transferencias de automotores y motovehículos, para aquellas operaciones que se realicen a través de Internet.

La decisión quedó plasmada en una resolución del Ministerio de Justicia, publicada ayer en el Boletín Oficial. El trámite de transferencia de autos y motos se puede hacer online en la página de la Dirección Nacional de Registros de la Propiedad Automotor desde el 18 de septiembre último.

Hasta ese entonces, la operatoria se realizaba sólo de manera presencial en los registros.