La Justicia rosarina obligó a una empresa automotriz a bajar el precio de la cuota de un plan de autoahorro, a partir de la denuncia de un comprador que en menos de tres años sufrió una suba de $25.000, informaron fuentes judiciales.

La medida fue adoptada por el juez Néstor García, quien resolvió esta mañana que el comprador deberá abonar $8.500 por mes, y no $25.000 como estaba pagando, ante la imposibilidad económica del usuario de cumplir con los nuevos valores del plan.

El abogado del denunciante, Adrián Horvat, sostuvo en declaraciones a la prensa que la firma violó la Ley de Defensa del Consumidor y el Código Civil, al "no aplicar la teoría del esfuerzo compartido ante circunstancias extraordinarias".

Se trata de un rosarino que en 2017 comenzó a pagar una camioneta Amarok cero kilómetro a través de un plan de autoahorro presentado por Volskwagen.

En ese momento la cuota del plan tenía un costo de $5.000 mensuales, pero a partir de octubre pasado, el denunciante comenzó a pagar cinco veces más.

La empresa alegó que la suba en el precio de la cuota del plan se debió las devaluaciones padecidas a nivel nacional, que impactaron en el valor del vehículo.

El juez García retrotrajo los aumentos que impuso la empresa y dictaminó que el usuario vuelva a pagar $8.500 mensuales, tal como en diciembre del 2018.

El magistrado consideró que el aumento que sufrió la cuota de la camioneta, "afecta una gran parte del salario y existe el riesgo de incumplimiento, con la eventual privación del bien que tendría el demandado".

Además de la medida cautelar resuelta por el juez en lo Civil y Comercial de la sexta nominación, se dispuso que las siguientes actualizaciones de la cuota del plan se deberán ejecutar acordes al coeficiente del Banco Central de la República Argentina (BCRA).