Blackstone y Patria Investimentos Ltda son uno de al menos tres grupos que han hecho ofertas no vinculantes de hasta u$s$6.000 millones para adquirir el activo. Mubdala Development y EIG Global Energy Partners también realizaron una oferta inicial por la participación de 90 por ciento en Transportadora Associada de Gas SA, así como un consorcio liderado por la compañía francesa de energía Engie SA, según las fuentes.

Banco Santander SA está asesorando a Petrobras, con sede en Rio de Janeiro, sobre el trato y debería cerrarlo antes del final del primer semestre de 2018, dijeron las fuentes.

La recuperación de la economía de Brasil ha estimulado una mayor competencia por los activos en comparación con la desinversión de 2016 de Nova Transportadoras do Sudeste, una red de gasoductos similar en el sureste, dijeron las fuentes. NTS fue comprada por u$s.200 millones por un consorcio liderado por Brookfield Asset Management que incluía Itausa - Investimentos Itau SA.

El presidente ejecutivo de Petrobras, Pedro Parente, estableció una agenda activa para solidificar las finanzas de la compañía controlada por el estado después del doble desafío de una bajón de los precios del petróleo y un escándalo de corrupción que le proporcionó una experiencia cercana a la muerte. El ejecutivo se apresura a terminar su trabajo antes de que una campaña presidencial  el próximo año dificulte la venta de activos.

Parente prevé la venta de u$s21.000 millones activos en los próximos ocho meses.