La industria turística local está en pleno desarrollo y se consolida como el cuarto complejo exportador nacional. La fuerte devaluación del peso beneficia a los inversiones e incentiva las visitas de turistas extranjeros.

En la actualidad, hay unos cien hoteles en construcción con un desembolso estimado en $10.000 millones, según un informe de la Secretaría de Turismo de la Nación. Además, explicó que el sector recibió desembolsos cercanos a los $72.000 millones en los últimos cuatro año si se suman proyectos de nuevos alojamientos, líneas aéreas, centros de esquí y de convenciones.

En el marco del foro empresarial InverTur, Ramiro Alem, cofundador del coloquio, afirmó a BAE Negocios que en la Argentina "este sector emplea a más de 1 millón de personas de manera directa, es decir, al 5,4% del total de los asalariados". Además, agregó que en 2018 ingresaron al país US$5.900 millones y representa el 3,7% del PBI anual.

Alem indicó que la devaluación favoreció al sector. "La mejora en el tipo de cambio real multilateral está en niveles 56% más competitivos que en 2015. De esta manera, la Argentina se convierte en un destino más atractivo para un inversor o un turista".

En la misma línea, destacó la reducción de costos en el sector aeronáutico a través de la llegada de las low cost y señaló como otro factor importante el reintegro del IVA en el alojamiento a turistas no residentes, vigente desde enero de 2017.

Sin embargo, las cadenas y operadoras hoteleras presentaron una serie de reclamos con el objetivo de mejorar el servicio. Claudia Álvarez Argüelles, CEO de la cadena Álvarez Argüelles Hoteles, pidió rebajas impositivas. "La presión fiscal es alta y necesitamos que disminuya para poder impulsar aún más el sector".

Por otro lado, Álvarez Argüelles pidió a los bancos y financieras préstamos con mejores facilidades para la industria turística, que generalmente realiza inversiones a mediano o largo plazo. Además, afirmó que es necesaria una desburocratización estatal. "La burocracia municipal para abrir sociedades y habilitaciones para la construcción pueden tardar hasta seis meses".

Por último, Armando Ramírez, de Wyndham & Resorts, precisó que la Argentina necesita realizar inversiones en el plano tecnológico y opinó que "podés tener el mejor hotel y servicio, pero el huésped puede llegar a cambiar de destino por no estar conectado a Internet".

noticias relacionadas

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos