En el marco de una ronda de negocios del sector alimenticio entre empresas argentinas y brasileñas, en Buenos Aires, funcionarios diplomáticos de Brasil dejaron en claro que el mayor socio comercial busca reequilibrar la balanza comercial y que no se festeja el abultado superávit bilateral.

En un intervalo de la misión que involucra más de 30 firmas brasileñas y posibles compradores locales, Mauricio Bernardes, Consejero del Sector de Promoción Comercial, Inversiones y Turismo de la Embajada de Brasil, señaló a BAE Negocios que “no celebramos el superávit comercial. Queremos y buscamos un equilibrio. Y eso se va a lograr con el crecimiento de la economía brasileña”.

Este encuentro empresario es organizado por la Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversiones (Apex-Brasil), en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI), el Servicio Brasileño de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas (Sebrae) y la Confederación Nacional de las Industrias (CNI). “Esta situación actual se origina en que la economía argentina crece más que la de Brasil, y el tipo de cambio acompaña. Pero Brasil crecerá más en el 2018; el PBI mejorará 1% este año y el 2,5 por ciento el año que viene”, explicó ayer Bernardes.

A su turno, Christiano Braga, gerente de Exportación de Apex-Brasil, afirmó que “entre 2012 y 2016, el intercambio comercial Brasil-Argentina decreció un 34,7%. El objetivo de esta nueva misión es promover el comercio internacional de empresas brasileñas y argentinas, agregando valor al esfuerzo de cooperación institucional e integración regional”. La misión fue inaugurada por Sérgio França Danese, embajador de Brasil en Argentina, quien destacó la importancia que otras ciudades argentinas como Rosario, Córdoba, Mendoza, Salta y Bahía Blanca, por ejemplo, pueden ofrecer a las empresas brasileras para desarrollar sus negocios.

Asimismo, fue parte de este encuentro Marcelo Elizondo, director de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), quien aseguró que las reformas que se están poniendo en marcha en Argentina para eliminar restricciones cambiarias y administrativas tendrán mucho impacto en Brasil. Como muestra de ello, mencionó que “las importaciones de insumos básicos para empresas alimenticias estarán creciendo un 20% en relación al año anterior y las importaciones de bienes finales de industrias alimenticias crecieron en lo que va del año 71%”.