Las buenas perspectivas climáticas para la campaña 2018/2019 de soja en los EE.UU. es uno de las causas de la caída consecutiva en los últimos siete días, pero también la posibilidad de que China imponga finalmente aranceles a los productos norteamericanos. Ayer terminó cotizando en los u$s345 la tonelada. un valor que no se veía desde septiembre de 2017. La noticia no es buena para el productor local.