La cadena de comina rápida Burger King se encuentra en un camino de cambio de imagen, por lo que decidió que una de las mejores maneras que se puede dar a conocer esta informción a sus comensales, es siguiendo el modelo que le resultó exitoso a la  competencia directa: recurrir a las celebridades para crear un menú personalizado.

Burger King menú

La cadena de comida rápida anunció que prohibirá 120 ingredientes artificiales en su comida, que van desde la salsa de tomate hasta los bollos, como parte de su compromiso de ofrecer “comida real”.

Frente a los diversos cambios y la preocupación de algunos comensales por la cuestión de los sabores, Burger King aclaró que el resultado final de sus menús no se verá modificado. 

Comida sostenible 

En la actualidad, las marcas se encuentran en un camino de búsqueda a la autenticidad y sostenibilidad, por lo que Burger King busca dar el siguiente paso para reconstruirse, y dejar de ser solo un servicio de comida rápida a un servicioi rápido sotenible. 

La empresa viene trabajando en este tipo de cambios desde 2015. Burger King busca eliminar sabores y colores de los ingredientes artificiales de sus platillos, así lo aseguró la CMO Ellie Doty.

En 2020, una campaña en la que se mostró a la famosa Whopper con moho logró llamar la atención no solo de los críticos, sino también de los consumidores. El objetivo era promocionar su nuevo producto sin conservadores.

Cambios de alimentos 

La empresa mencionó que algunos cambios se dan en los encurtidos que utilizan. Algunos cambios están en el reemplazo de encurtidos conservados con encurtidos frescos, así como de condimentos como la mayonesa, el aderezo ranch y la catsup que ahora no son artificiales.

“Sometimos a todos los alimentos que tenían un cambio asociado a pruebas exhaustivas de los consumidores para que pudiéramos asegurarnos de que no solo el ingrediente coincida o sea mejor que su sabor anterior”, dijo Doty a CNN.