El Gobierno porteño remitió hoy a la Legislatura un proyecto de ley que contempla la concesión por 30 años de 21 edificios históricos situados dentro del predio del antiguo zoológico, rebautizado como Ecoparque, con el propósito de convertir esos espacios en “propuestas de concientización en materia de conservación y preservación del ambiente”.

La iniciativa abarca a las construcciones conocidas como el Pabellón de los Leones, el Aviario, Templo Hindú Elefantes, Antiguo Monario Azul, Chalet de los Ciervos, Casa de las Jirafas, Condorera y la Confitería El Águila, entre otros.

Los edificios contemplados en el proyecto están ubicados dentro del predio de Palermo, donde funcionó el Zoológico porteño por décadas, hasta la decisión del Gobierno de la Ciudad de cerrar las puertas para transformar el lugar en un “ Ecoparque” que deje de tener animales en cautiverio y exhibición.

El texto que comenzará a debatir la Legislatura contiene el pedido del Ejecutivo para “concesionar el uso y explotación de los edificios” en cuestión por un plazo de “hasta 30 años” y advierte que el resultado de ese proceso apuntará al “bienestar animal, la conservación de la biodiversidad, promoción de la educación ambiental, al fomento de la innovación para el desarrollo sustentable, y a la concientización”.

Las construcciones propuestas para la concesión fueron declarados, junto con obras de arte y conjunto de árboles notables, com. Monumento Histórico Nacional por su patrimonio ambiental, artístico y ornamental.

En ese sentido, el proyecto establece que el Ejecutivo “deberá arbitrar los medios necesarios a fin de asegurar la intervención de los organismos competentes en materia de preservación y restauración del patrimonio histórico y cultural en los procesos de elaboración de los pliegos de concesión para salvaguardar el patrimonio cultural e histórico de los edificios”.

Y concluye que las actividades que se realicen en los espacios seleccionados deberán ser “propuestas educativas, recreativas y de concientización en materia de conservación y preservación del ambiente, servicios y propuestas complementarias que mejoren la experiencia del visitante y, en general, todas aquellas que permitan posicionar al predio como paseo familiar de referencia en la Ciudad”.