Las multinacionales estadounidenses Google y Facebook acaparan más del 70% de los ingresos por publicidad digital. Por eso, los medios de comunicación expresaron sus quejas de que son los que elaboran los contenidos pero son, en su gran mayoría, estos servicios digitales los que lo monetizan en mayor medida.

Se trata de un escenario que en distintos países se ha intentado revertir con un aumento de la presión fiscal.

En Estados Unidos, país donde residen en su mayoría estas empresas, se comenzaron a mover ficha para investigar la posibilidad de que Google o Facebook paguen a los editores por usar sus noticias.

Legisladores estadounidenses, tanto republicanos como demócratas, culpan a las compañías tecnológicas de reducir la presencia de prensa local. En los últimos diez años han cerrado multitud de diarios locales de larga historia, que no han podido hacer frente a sus problemas económicos.

Eso ha dado como resultado un escenario en donde en numerosas ciudades y regiones importantes del país apenas tengan acceso a informaciones de proximidad.

El senador Mitch McConnell, republicano del estado de Kentucky y líder de la mayoría del Senado, presentó un proyecto de ley que propone otorgarle a las empresas de medios una exención de las leyes antimonopolio vigentes en el país.

Una vía que les permitiría así unirse para poder negociar con las tecnológicas Google y Facebook sobre cómo se usan sus artículos y fotografías en internet y qué retribución pueden recibir.

Esta propuesta está respaldada por News Media Alliance, grupo que representa a organizaciones de noticias entre los que incluyen cabeceras de la relevancia de "The New York Times".