El CEO de Volkswagen para América Latina, Pablo Di Si, calificó al presidente electo, Alberto Fernández, como "una persona pragmática", y consideró que "si se hacen políticas económicas razonables, hay una posibilidad de crecimiento el año que viene".

"Mi primera impresión es que Fernández es una persona pragmática. Me causó una buena impresión que diga que hay que honrar la deuda. Es un concepto básico, pero es un valor", sostuvo el directivo en una entrevista con el diario La Nación.

De cara a lo que será la gestión del gobierno del Frente de Todos, estimó: "Si se hacen políticas económicas razonables, hay una posibilidad de crecimiento el año que viene. El 2020 puede ser un poco mejor que 2019".

Según la visión de Di Si, "independientemente del camino que elija, hay que ponerle un techo al gasto, aumentar las reservas, y hay mucho costo burocrático y logístico oculto que hace que cuando exportamos incluyamos ineficiencia. Y nadie te lo quiere pagar. Podemos ir paso a paso".

Por otra parte, el empresario evaluó que América Latina "está muy inestable políticamente", pero "a pesar de eso, el mercado no está tan mal. Incluso con una Argentina cayendo mucho, la región está con una caída de 5% contra el año pasado".

"Como Volkswagen, estamos creciendo un 6%. Pero Brasil tienen una dinámica y la Argentina, otra. En Brasil ahora, más que nunca, la economía y la política van por senderos separados. Eso es positivo", añadió.

En tanto, garantizó que su empresa "va a entrar en el acuerdo entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur". "Hoy tenemos una carga tributaria que exportamos y una ineficiencia operacional enorme. Si se abre la llave y competimos con el mundo así, nos vamos a comer quince goles", advirtió.

"Lo bueno del acuerdo entre la UE y el Mercosur es que tiene un período de diez años. Es ordenado. Ahora, si no hacemos nada por diez años, nos hacen quince goles. Brasil empezó a moverse. Nosotros, no", analizó.

Hace algunos días, el presidente y CEO de Volkswagen Argentina, Thomas Owsianski, planteó a BAE Negocios la necesidad de "previsibilidad" que tienen las empresas "para ser capaces de planificar". "Invertir es una gran decisión y es importante que el Gobierno ofrezca a las empresas un contexto estable", subrayó.

Además, marcó que la estructura de costos nacional genera un "contexto difícil", por lo que "hay que trabajar en todo lo que es el esquema impositivo y la competividad del país". "Tenemos muchos impuestos que influyen fuertemente en los costos de la industria. No es lógico que tengamos una tasa a la exportación, cuando exportar ayuda al país", sostuvo.