La juguetería Toys R Us anunció oficialmente su intención de comenzar a liquidar todo su negocio en Estados Unidos y Puerto Rico, un movimiento que previsiblemente llevará al cierre de las 735 tiendas que tiene allí y que deja en el aire el futuro de cientos de establecimientos en otros países.