La venta de cerveza alemana en 2017 tocó su punto más bajo desde la reunificación del país en 1990 al comercializar 93,5 millones de hectolitros del producto, 2,5% menos que en el año previo, según informó la Oficina Federal de Estadísticas de la nación germana (Destatis). "Los malos resultados registrados se debieron tanto a la contracción de la facturación en el mercado doméstico como a la caída de ventas en el extranjero", explicó el informe publicado por la agencia DPA.