Casi el 80% de los negocios afectados por la crisis de Covid-19 en Argentina están dirigidos por mujeres. Ese número tan elevado se debe, entre otras cosas, a la brecha de género en el ámbito virtual y las dificultades para sostener responsabilidades vinculadas a los cuidados en el hogar, que culturalmente se asocian a lo femenino.

La presencia mayoritaria de mujeres en los sectores que fueron más afectados por la recesión económica, la pronunciada brecha de género en el ámbito digital en un mundo cada vez más virtual, y las crecientes presiones de las responsabilidades en el cuidado de los hijos al no poder llevarlos a clases presenciales ni otras actividades son algunos de los factores que han dejado a las mujeres en una situación "especialmente vulnerable".

Los datos surgen del informe del Índice Mastercard de Mujeres Emprendedoras 2020 (MIWE, por sus siglas en inglés).

En Argentina se estima que 28,3% de los negocios totales pertenecen a mujeres empresarias, de acuerdo al estudio, y casi un 80% de los negocios afectados por la pandemia están dirigidos por mujeres.

La mayoría de los negocios afectados por la crisis del Covid-19 son propiedad de mujeres: incluye aquellos de venta al por mayor y al por menor, los servicios de alojamiento, alimentación y la manufactura.

A través de una metodología basada en datos disponibles públicamente proporcionados por organizaciones internacionales, como la OCDE y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el MIWE 2020 incluye una clasificación mundial sobre el avance de las mujeres en los negocios bajo condiciones pre-pandémicas en 58 economías, las cuales representan casi el 80% de la fuerza laboral femenina.

En este marco, en la comparación entre los países latinoamericanos, resaltaron que Colombia, -que ocupa el puesto 14 en el ránking global (RG) -, lleva la delantera entre ellos, destacándose como el mejor país para mujeres emprendedoras en la región con un puntaje de 66.31. Le siguen Chile: 63.37 (RG 27), Argentina tiene 62.86 puntos y está en el puesto 29, y Brasil: 62.36 (RG 32).

Asimismo, señalaron que Argentina subió seis posiciones desde el año pasado donde se encontraba en el puesto 35º y esto demuestra cierto progreso en las condiciones laborales de las mujeres emprendedoras en el país pero también que "queda un largo camino por recorrer", expresaron.

No obstante, indicaron que si se analiza el avance de las mujeres como líderes empresariales, profesionales/técnicas y participantes en la fuerza de trabajo, se puede decir que Argentina está ubicada en un puesto mejor que la media (24º) con un salario medio alto, "lo cual resulta muy positivo para el país".